Preguntas

Cómo aliviar la tos con medidas sencillas y prácticas

Teresa Rey

Martes 19 de marzo de 2019

1 minuto

Hay que diferenciar entre tos seca o productiva, y observar si dura más de tres semanas

Cómo aliviar la tos con medidas sencillas y prácticas (Bigstock)

La tos es un síntoma muy molesto, que si se prolonga mucho en el tiempo puede que esconda una enfermedad más compleja que un simple resfriado. Por este motivo deberemos estar pendientes de su duración. Si se ocasiona por un catarro hay varias formas de aliviarla, aunque tendremos que analizar si se trata de una tos seca o una tos productiva.

Tipos de tos y causas

La tos es un mecanismo que tiene el organismo para eliminar los virus ubicados en la garganta y así despejar las vías respiratorias. Normalmente nos encontramos con dos tipos de tos. Por un lado, tenemos la tos seca y que no va acompañada de moco o flemas. Se origina cuando hay una inflamación de la garganta o de las vías respiratorias altas, así el cuerpo reacciona con este método de expulsión.

El otro tipo de tos es la productiva, que es la que sí produce flema o moco. Esto ocurre porque hay una acumulación de esta sustancia en los pulmones, entonces el organismo se ve obligado a expulsarla fuera por medio de la tos. Según los expertos, este tipo de tos no debe eliminarse porque es necesario que la flema salga al exterior. En este caso, los expectorantes pueden ayudar a que se produzca esta expulsión.

La tos es uno de los síntomas más comunes de la gripe o los catarros, pero si se prolonga más de dos o tres semanas puede ser una tos crónica consecuencia de otras enfermedades como alergia, asma bronquial, Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) o reflujo gastroesofágico, principalmente.

Consejos para calmarla

La tos seca se puede calmar tomando agua con frecuencia, pero también hay otras fórmulas. Es recomendable que el aire de casa no sea muy seco, deberemos, por tanto, recurrir a humificadores o hacer vahos con eucalipto o mentol.

También hay que evitar los ambientes muy cargados con polvo, humo o tabaco. Además, de beber agua podemos ingerir otros líquidos templados como infusiones. Otro remedio que viene bien para calmar la tos es la miel.

Si se agudiza por la noche, lo mejor es dormir con la cabeza elevada. Y sin con todas esta medidas no se calma lo aconsejable es acudir al médico para que nos indique si es necesario la ingesta de algún fármaco.

0

No hay comentarios ¿Te animas?