Preguntas

Las migrañas aumentan considerablemente en verano: ¿a qué se debe?

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Martes 9 de julio de 2019

2 minutos

A pesar de lo que muchos creen, el aumento de las migrañas en verano no se debe al calor

¿Por qué las migrañas aumentan en verano?

Como bien es sabido, las migrañas son "un desorden neurológico que además de manifestarse en un dolor de cabeza intenso, puede acompañarse de otros síntomas y es también extremadamente incapacitante", tal y como definen desde la Asociación Española de Migraña y Cefalea (AEMICE). Entre los signos vinculados a dicha enfermedad, que afecta al 12-15% de la población, destacan los vómitos, la intolerancia al ruido y a la luz, la falta de apetito, la inquietud o la distorsión de las imágenes, entre otros.

En cuanto a las causas, la edad, el estrés, los cambios hormonales, la falta de sueño o una dieta inadecuada pueden estar detrás de las migrañas. Sin embargo, ¿sabías que se trata de un tipo de cefalea que aumenta considerablemente durante los meses de verano? ¿Y que, contra todo pronóstico, no se debe a las altas temperaturas?

Intenta mantener los hábitos

Según explican numerosos expertos, es cierto que el calor provoca la dilatación de las arterias y aumenta la presión atmosférica, dos elementos que influyen en la aparición de migrañas y otras cefaleas. Sin embargo, a día de hoy, no existe ningún estudio o investigación de carácter científico que demuestre al 100% el vínculo de dicho trastorno con los factores meteorológicos. Al menos con su desarrollo, pues es posible que sí incida en el empeoramiento del mismo.

Entonces, ¿a qué se debe el aumento de las migrañas en verano? Al parecer, los cambios en la rutina y los horarios establecidos el resto del año tienen mucho que ver con esta afección. Cuando estamos de vacaciones, es normal trasnochar más de lo habitual, pasar más tiempo bajo el sol en la playa, en la piscina o haciendo turismo y, por consiguiente, reducir la calidad del descanso.

Ante esta situación, "es aconsejable mantener los horarios de todo el año, dormir las horas necesarias y, si es necesario, echar una pequeña siesta (10-15 minutos) sentados en un sillón o en el sofá. El practicar algún tipo de actividad física también ayuda a descansar mejor", recomiendan desde Sanitas (@sanitas).

Migrañas

Otros elementos a tener en cuenta

Aunque los cambios en la rutina sean el factor más importante con respecto al aumento de migrañas durante el verano, existen otros elementos que debes controlar para no empeorar los síntomas.

Es el caso de la alimentación, especialmente las bebidas alcohólicas tan presentes en las vacaciones; la hidratación, debiendo aumentar la dosis recomendada a 2,5 litros diarios; los cambios bruscos de temperatura o el tránsito del estrés laboral a la relajación de las vacaciones también influyen en la intensidad de las migrañas. Aspectos que, sobre todo, se deben vigilar en el caso de los niños y las personas mayores, más propensos a este cambio.

0

No hay comentarios ¿Te animas?