Consejos

Hidroterapia para perros: conoce los beneficios que le aporta a tu mascota

Victoria Herrero

Sábado 29 de febrero de 2020

2 minutos

Esta terapia es empleada para mejorar el movimiento articular o la resistencia cardiovascular

Hidroterapia para perros (bigstock)

Conocemos los casos de la fisioterapia que se realiza en un medio acuático para mejorar ciertas patologías médicas de personas. Una práctica de lo más saludable que también se puede llevar a cabo con nuestras mascotas, como explican desde el Hospital Veterinario Montjuic.

Beneficios de la hidroterapia para nuestra mascota

Gracias a las propiedades de este elemento natural, nuestro perro puede mejorar su movimiento articular, aumentar su resistencia cardiovascular, así como acabar con esas molestias que le impiden recuperarse en casos de rehabilitacion

Incluso estas sesiones de hidroterapia son muy recomendadas como un ejercicio de lo más saludable para los perros que no tienen ningún problema de salud, así como para los canes de mayor edad pues hará que sus articulaciones sufran menos impacto. Y para los más hiperactivos les ayudará canalizando su energía para poder descansar mejor, o para los que tengan algo de sobrepeso podrán reducir esos kilogramos. 

Rehabilitación acuática

En las sesiones de hidroterapia canina se suelen emplear cintas subacuáticas, piscinas, jacuzzi o zonas naturales de agua donde esté permitido el baño con animales como ríos, lagos o playas. En el caso de las cintas subacuáticas, se trabaja sobre una cinta por donde el perro va caminando guiado en todo momento por un veterinario. De esta manera va desarrollando una serie de ejercicios concretos para facilitar su recuperación.

Una recuperación en la que el especialista irá teniendo en cuenta la temperatura del agua en la que se sumerge el perro, su capacidad de flotación en ese medio acuático, la velocidad de dicha cinta, así como el tiempo oportuno para cada sesión.

Cuando ese trabajo de recuperación se hace en una piscina, al animal se le coloca un chaleco salvavidas y se le van dando indicaciones para que vaya nadando hasta recoger un objeto que flota. De esta manera ejercita su musculatura; ejercicios que se suelen complementar, a posteriori, con un baño relajante en un jacuzzi. 

Si lo que nuestra mascota necesita es un tratamiento por un problema circulatorio, el veterinario recomendará el uso de baños de contraste de agua fría y agua caliente. 

En definitiva, sea cual sea la patología de nuestra mascota, de nada servirán estas sesiones de hidroterapia si no las acompañamos de una dieta sana y de algo de ejercicio diario. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?