Preguntas

Qué es el Síndrome de las Piernas Inquietas y a quién afecta

Teresa Rey

Martes 10 de marzo de 2020

2 minutos

Este trastorno neurológico y relacionado con el sueño lo sufre cerca del 2-3% de la población

Qué es el Síndrome de las Piernas Inquietas y a quién afecta (Bigstock)

Una necesidad imperiosa de mover las piernas por molestias en las mismas es lo que caracteriza al Síndrome de Piernas Inquietas (SIP). Su origen es neurológico y también se conoce por el nombre enfermedad de Willis-Ekbom.

Las personas que sufren SIP experimentan una serie de síntomas en las extremidades inferiores como hormigueo o quemazón, entre otros, que solo se calman cuando las ponen en movimiento. Según el Instituto del Sueño, afecta tanto a hombres como a mujeres, y aparece a cualquier edad, especialmente en personas mayores de 40 o 50 años. De hecho, actualmente, afecta a entre un 2-3% de la población.

Causas de su aparición

El origen del SIP es neurológico, de modo que puede deberse a una lesión en los nervios periféricos, por una deficiencia de hierro o por un aumento del ácido úrico en la sangre. Desde el Instituto del Sueño aseguran que la mayoría de las investigaciones indican que esta enfermedad se produce por una alteración de la dopamina, una sustancia ubicada en el cerebro y que regula el movimiento. Además, esta necesita de hierro para funcionar correctamente, y se ha encontrado un vínculo entre un funcionamiento inadecuado del hierro dentro del organismo del paciente con esta patología y/o un descenso de los niveles de ferratina (proteína que almacena el hierro en las células).

Los antecedentes familiares han de ser evaluados en el diagnóstico, pues una tercera parte de los afectados suele tener algún familiar con el mismo trastorno.

Síntomas

Al ser una enfermedad poco conocida, a veces las personas que la sufren no son conscientes de que la padecen hasta que los síntomas se agravan. Se caracteriza por una necesidad de mover las piernas al experimentar dolor, quemazón, hormigueo, calambres o pinchazos. Estas sensaciones se agudizan cuando se está en reposo y se calman al mover las extremidades (de ahí su nombre) o frotarlas.

Los síntomas suelen aparece al atardecer o por la noche, mientras dormimos, por eso se suelen tener problemas para conciliar el sueño o dormir bien. En aproximadamente un 80% de los casos se sufren movimientos periódicos de las piernas durante el sueño y a veces mientras se está despierto.

Tratamiento

El principal tratamiento es el farmacológico, también partiendo de que es una enfermedad crónica y de tendencia progresiva. Existen varias opciones de medicamentos, que nos prescribirá el especialista.

Del mismo modo, destacar que se pueden adoptar otras medidas previas como tratar de establecer rutinas en el día, sobre todo de sueño, evitar estimulantes como café, té, tabaco u alcohol. Algunos medicamentos pueden influir en la dopamina, por lo que el especialista nos indicará si no debemos tomarlos. Igualmente, al identificar las causas del Síndrome de Piernas Inquietas primero se adoptan medidas para buscar soluciones a los defectos que lo están desencadenando como puede ser por el ejemplo el déficit de hierro.

0

No hay comentarios ¿Te animas?