Preguntas

Qué es la Terapia Racional Emotiva Conductual (TREC) y para qué se usa

Teresa Rey

Lunes 22 de julio de 2019

3 minutos

Creada por el psicoterapeuta Albert Ellis, se centra en los pensamientos intrínsecos de cada persona

Qué es la terapia racional emotiva conductual (TREC) y para qué se usa (Bigstock)
Teresa Rey

Lunes 22 de julio de 2019

3 minutos

La Terapia Racional Emotiva Conductual (TREC) es obra del psicoterapeuta cognitivo estadounidense Albert Ellis, que desarrolló en los años 50, fruto de sus conocimientos filosóficos e investigaciones diversas. Es un método que en su día supuso una revolución pues implicó un cambio en la metodología a la hora de abordar problemas psicológicos y emocionales. A pesar de que hay expertos que no comparten del todo este método, lo cierto es que a Ellis se le considera como uno de los psicoterapeutas más influyentes del siglo XX. Y hoy día muchos psicólogos emplean la TREC en sus tratamientos. Un ejemplo de su uso es para trabajar la intolerancia a la frustración.

Los pensamientos

El psicoterapeuta se basó en algunas reflexiones filosóficas para desarrollar su teoría. En líneas generales, este psicoanalista llegó a la conclusión de que las personas no se alteran por los hechos en sí, si no por lo que piensan de ellos. Esta interpretación individual que realizamos acerca de lo que nos sucede en la vida es lo que al final dirige nuestras acciones.

De igual modo, considera que los humanos tenemos una fuerte tendencia a establecer una serie de metas y objetivos, con la intención de obtener bienestar y apartándose de todo lo que nos resulta incómodo. Algo que acaba influyendo en nuestra capacidad de afrontar las adversidades y la vida.

Desde su punto de vista los pensamientos son los que indicen principalmente en las alteraciones psicológicas, que su vez influyen en las emociones que sentimos y en las conductas que desarrollamos.

Modelo A-B-C

Para explicar simplificadamente esta forma de actuar y abordar los trastornos elaboró el modelo A-B-C. La situación activadora, digamos la que pone en acción al sujeto, está representada por la letra A. Esta desencadena toda una serie de creencias que se estructuran según cada persona y que sería la B (beliefs, “creencias” en inglés), y a partir de ellas el individuo va desarrollando sus pensamientos, emociones y finalmente acciones conductuales, que sería la C.

En definitiva, según el investigador las personas son las principales responsables de generar elucubraciones en base a diversas circunstancias que las han rodeado o rodean, de forma consciente o inconsciente, y son las que en definitiva la llevan a actuar de un modo u otro. Así, partiendo de esta teoría cada uno de nosotros debe llegar al porqué de las mismas, analizarlas y modificarlas para encauzar la vida. La TREC ayuda a los pacientes que tienen trastornos psicológicos en este camino.

Algunos de sus detractores aseguran que se trata de una perspectiva demasiado teórica y poco fundamentada científicamente, sin embargo según algunos expertos apuntan que desde que se aplica ha aportado resultados y ha mostrado su eficacia. Además, no solo se utiliza en la psicología clínica, en ocasiones se emplea en el ámbito laboral y educativo, con la adaptaciones pertinentes.