Preguntas

Para qué sirve la inteligencia emocional y cómo usarla

Teresa Rey

Miércoles 27 de marzo de 2019

2 minutos

El control inteligente de las emociones nos ayuda a tener más éxito en todos los ámbitos de la vida

Para qué sirve la inteligencia emocional y cómo usarla (Bigstock)

Hasta que el psicólogo Daniel Goleman lanzara en 1995 su libro Inteligencia Emocional, que se convirtió en un best-seller, este término era prácticamente desconocido. A partir de ese momento, se convirtió en un concepto que diversos expertos mencionan de vez en cuando, pero ¿a qué se refiere realmente? A grandes rasgos podemos decir que la inteligencia emocional es la forma que tenemos las personas de gestionar nuestras emociones de una forma positiva y eficiente. Dicho así parece que es algo sencillo, sin embargo la mayoría de las personas necesitan aprender a hacerlo. Los expertos que defienden la inteligencia emocional aseguran que para tener éxito en la vida, en todos los ámbitos, hay que saber controlar las emociones siendo esto mucho más eficaz antes que poseer un elevado nivel de conocimientos.

Qué es

Hay personas que pueden tener esta inteligencia más desarrollada que otras, pero en realidad llegar a esa inteligencia emocional implica cierto grado de dificultad. Esto es así porque en esta forma de actuar y entender la vida intervienen elementos relacionados con la complejidad del funcionamiento del cerebro, así como actitudes y comportamientos que hemos aprendido desde pequeños en nuestro entorno y la sociedad.

Goleman asegura que las personas que logran controlar esas emociones, que a veces nos superan y nos llevan a actuar por impulso, sin pensar, son más efectivas en general en su vida, pues “dominan los hábitos de su mente que fomentan su propia productividad”.

Así, saber utilizar con inteligencia las emociones se traduce en un mayor éxito en general en nuestra vida. No solo en el ámbito profesional, que es tal vez en lo primero que se tiende a pensar, sino en el personal. Llegar a ese control implica unas mejores relaciones con nuestros hijos, con nuestra pareja o amigos, en definitiva, con todo aquello que nos rodea.

Relaciones interpersonales

Desde el punto de vista de Pablo Fernández Berrocal, director y fundador del Laboratorio de Emociones de la Universidad de Málaga, saber manejar de esta manera las emociones nos permite “diseñar un comportamiento constructivo tanto con respecto a nosotros como con los demás”. En el caso de una ausencia de estas habilidades en cuando tendemos a complicarnos la vida y colateralmente la de nuestros allegados.

Cómo mejorar la inteligencia emocional

En este camino es muy importante llegar al conocimiento profundo de uno mismo, reflexionar sobre nuestras debilidades, impulsos, estados de ánimo… porque este es el principal paso para la autorregulación interior. Además, hemos de estar motivados, no decaer en este objetivo y ser constantes.

Una vez alcanzado este primer peldaño, nuestra actitud tendrá una profunda repercusión en el trato con los demás, pues conseguiremos ser más empáticos, es decir, ponernos en la situación del otro y entenderle mejor. Y al mismo tiempo, desarrollaremos nuestras habilidades sociales.

0

No hay comentarios ¿Te animas?