Preguntas

¿Qué se mide con una densitometría ósea y para qué se usa?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Sábado 17 de agosto de 2019

2 minutos

Es una prueba sencilla que permite ver la densidad de calcio en los huesos y el riesgo de fractura

Qué se mide con una densitometría ósea y para qué se usa

La densitometría ósea es una prueba médica sencilla que se emplea para medir la densidad de calcio que hay en nuestros huesos y determinar hasta qué punto se ha producido una pérdida de masa ósea. Se emplea principalmente como un análisis más dentro del diagnóstico de la osteoporosis y evaluar el posible riesgo de fracturas.

Exploración de la columna y la cadera

Esta prueba se realiza con un aparato que utiliza el método de absorciometría de rayos X de energía dual (DXA), que es como una forma mejorada de los rayos X empleados en las radiografías. Como se sabe con estas se consigue imágenes del interior del cuerpo, algo que también se obtiene con este sistema, solo que en este caso se explora principalmente la parte baja de la columna vertebral y la cadera.

La densitometría se indica para diagnosticar osteoporosis y saber en qué grado se encuentra esta enfermedad y así determinar el riesgo de sufrir fracturas. Del mismo modo, si ya se ha tenido una fractura con esta prueba se recurre a ella para evaluar con precisión en qué estado se encuentra la fragilidad de los huesos o también en personas con antecedentes familiares de osteoporosis. Es común en mujeres menopáusicas o postmenopáusicas que no están recibiendo estrógenos o en quienes sufren un trastorno que impide la correcta absorción de calcio o están recibiendo fármacos que provocan la pérdida de este mineral.

Densitometría y osteoporosis

Un método sin complicaciones

Los expertos aseguran que es una técnica sin complicaciones e indolora, además los niveles de radiación son muy bajos y no implican un riesgo importante. El paciente se tiene que colocar sobre una mesa sobre la que hay un dispositivo para obtener las imágenes, mientras que en la parte inferior hay un aparato de rayos X.

Para ver la columna vertebral bien es necesario aplanar la pelvis por lo que habrá que colocar las piernas sobre una especie de cajón acolchado. Y si se necesita analizar la cadera el pie se ha de posicionar sobre una abrazadera para que esta rote hacia dentro. El aparato irá rodeando las zonas sobre las que va a sacar las imágenes que traspasa al ordenador.

Durante el proceso es importante no moverse y al mismo tiempo se pide mantener la respiración durante unos segundos para evitar interferencias y que la foto no salga movida o borrosa, evitando así su repetición.

0

No hay comentarios ¿Te animas?