Preguntas

Como cuidar la higiene postural al usar el teléfono móvil y prevenir dolores cervicales

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Jueves 16 de enero de 2020

3 minutos

Un uso inapropiado de estos dispositivos puede provocar molestias en cervicales, columna y ojos

Como cuidar la higiene postural al usar el teléfono móvil y prevenir dolores cervicales

El “enganche” que se tiene al teléfono móvil es una realidad que ya han reflejado distintos estudios sobre los hábitos de los usuarios de este dispositivo. Según la II edición del estudio Digital Consumer Survey, de Nielsen (@Nielsen_Spain), realizado en colaboración con Dynata (@DynataGlobal), los españoles pasamos 30,6 horas de media a la semana conectados a nuestro teléfono móvil, y nueve de cada diez asegura que es incapaz de permanecer un día sin consultarlo. Esto es así, pero lo que no nos paramos a pensar normalmente es en las consecuencias que esta conexión tiene para la salud.

Vigilar el cuello

Los expertos ya llevan un tiempo avisando, y de lo que nos advierten es sobre todo de lo que sufren nuestras cervicales, columna vertebral y ojos, si hacemos un uso de esos dispositivos de forma indebida. Algo que también afecta a los mayores y de forma incluso más importante, porque este grupo poblacional suele experimentar dolencias en esta zona del cuerpo.

En el año 2014 la revista médica Surgical Technology International publicó un informe en el que aseguraba que mirar el móvil de forma prolongada podría perjudicar la columna vertebral. El hecho de inclinar la cabeza hacia delante y abajo genera una tensión en esta zona, de modo que con el paso del tiempo es posible que aparezcan trastornos lumbares importantes.

En este informe se explica que una cabeza humana pesa entre 4 y 5 kilos, sin embargo cuando la inclinamos para mirar el teléfono la presión que esta ejerce sobre la columna aumenta hasta alcanzar alrededor de los 27 kilos si el cuello se dobla 60 grados.

Al tratarse de movimientos mecánicos y antinaturales, el cuerpo se resiente, y es más propenso a sufrir lesiones relacionadas con estos malos hábitos posturales. El móvil está dando lugar a estas alteraciones algunas de las cuales ya se han identificado siendo la más conocida como el “síndrome del cuello roto”. Según la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (Sermef @SERMEF_es), se trata de una molestia cervical que provoca cefaleas, mareos indefinidos e incluso dolores inespecíficos en la parte superior del cuerpo.

El uso del móvil desmedido incluso cuando se va caminando por la calle, cosa que cada vez parecer ser más frecuente, ha dado lugar a una nomenclatura específica a los que suelen hacerlo, los “smombies”. Esta es una palabra compuesta por dos términos, smartphone y zombie. Es decir, aquellos peatones que deambulan por la calle como “zombies” al tener la vista fija en su móvil, por lo que no se percatan de lo que les ocurre a su alrededor.

Cómo cuidar nuestras cervicales

Recomendaciones ergonómicas

Todos estos motivos han propiciado que los expertos hagan una serie de recomendaciones ergonómicas a la hora de usar tabletas, móviles y dispositivos similares. Ante todo se trata de evitar las posturas forzadas, porque estas son las que más perjudican a nuestra musculatura.

Lo ideal es poner el móvil a la altura de los ojos o si acaso ligeramente por debajo, para evitar una inclinación anormal de la cabeza. Se ha de procurar mantener la espalda recta, con una distancia de entre 25 y 30 centímetros respecto a los ojos. Esto sería lo ideal al estar de pie y mirarlo. Se trata, por tanto, de subir el brazo y no agachar la cabeza.

En el caso de estar sentados, lo aconsejable es tener delante una mesa, ya que esta nos vendrá bien para colocar los brazos, en concreto, tendremos que ubicar los codos sobre ella. Podemos apoyar solo un brazo y el que usemos para consultar el móvil elevarlo a la altura de los ojos, pero siempre apoyando el codo sobre el soporte que nos proporcione la mesa. Si se dispone de una silla ergonómica que permita mantener la espalda recta y sujetar el cuello, la espalda sufrirá menos. Mientras, los pies deben permanecer en suelo, a la par que intentamos estar erguidos.

Usando el móvil

Si tenemos la costumbre de consultar el teléfono en la cama, debemos saber que su uso puede estimular el cerebro y contribuir a que no conciliemos bien el sueño, de modo que si tenemos problemas para dormir, es importante tenerlo en cuenta. Al margen de esta salvedad, en esta situación hemos de mantener también una buena postura. Para ello lo ideal es sentarte bien en la cama y proteger la zona lumbar, al mismo tiempo que mantienes el móvil con los brazos a la altura de los ojos, igual que cuando permanecemos de pie.

La forma en que utilicemos los dedos también adquiere una especial relevancia, lo idóneo es usar varios dedos a la hora de teclear. Emplear los pulgares y el resto de forma alternativa, para evitar que se sobrecarguen unas articulaciones más que otras. También hemos de intentar que la muñeca se mantenga relajada y no tensionada.

Si para hablar puedes recurrir a los cascos o el “manos libres”, tu cuerpo te lo agradecerá sobre todo en conversaciones que vayan a ser largas. También es bueno practicar descansos.  En el caso de usar mucho el móvil por trabajo u otros motivos, es aconsejable hacer descansos cada cierto tiempo, tras una hora de uso aproximadamente, como cuando estamos mucho tiempo frente al ordenador.

0

No hay comentarios ¿Te animas?