Deporte para mayores

¡Cuidado! No debes practicar estos deportes si te duelen las lumbares

Carlos Losada

Foto: Bigstock

Lunes 8 de junio de 2020

3 minutos

No son recomendables todos aquellos en los que forcemos la musculatura de esa parte de la espalda

¡Cuidado! No debes practicar estos deportes si te duelen las lumbares

El dolor lumbar es uno de los más habituales que podemos sentir alguna vez en la vida. Según el artículo Etiología, cronificación y tratamiento del dolor lumbar, “es un problema que afecta en torno al 70-80% de la población general en algún momento de su vida, de los que un 15% aproximadamente tienen un origen claro, pero el resto, se considera inespecífico o inclasificable, siendo en estos casos donde el tratamiento convencional ha fracasado”.

Ante esta situación, hay ejercicios que le vienen muy bien a nuestra espalda de cara a que el dolor remita. Sin embargo, no todos los deportes son adecuados cuando se siente dolor en las lumbares. De hecho, hay algunos que debes evitar si padeces de esa zona de tu cuerpo. Y es que, aunque hacer deporte sea beneficioso para la salud, hemos de practicar aquellas modalidades que nos aportan ventajas.

Ciclismo

No cabe duda de que montar en bicicleta suele ser una actividad beneficiosa para nuestro organismo, en tanto en cuanto no resulta lesiva para algunas articulaciones como podría serlo el running, al tiempo que le viene bien a nuestro corazón y a nuestras piernas.

Los consejos básicos para iniciarte en el ciclismo de montaña cumplidos los 60

Sin embargo, para la zona lumbar no es lo más recomendable si sentimos dolor. Obviamente, estamos hablando de practicar ciclismo como actividad deportiva. Si vas a dar un pequeño paseo en bicicleta, las repercusiones son mínimas. Sin embargo, si vas a pasar mucho tiempo sobre las dos ruedas, el hecho de que suelas tener la zona lumbar doblada, puede provocarte molestias.

Asimismo, si hay ascensiones en el recorrido, aunque tengas mucha fuerza en las piernas, tenderás a hacer fuerza con todo el cuerpo y las lumbares se resentirán especialmente. Si a esto le unes el hecho de practicar ciclismo de montaña, lo que conlleva un terreno más accidentado, esos impactos también hacen sufrir a la espalda.

Deportes de raqueta

En este apartado incluimos los deportes en los que se emplean palas o raquetas en general. Eso sí, no todos son igual de lesivos para la zona lumbar. Sin embargo, lo que está claro es que estamos hablando de actividades provocan una asimetría en el cuerpo, ya que se ejercita más un brazo y una zona de la espalda que la otra.

Tenis en personas mayores

En el caso del tenis, por ejemplo, se une el hecho de correr y frenar constantemente a fuertes golpeos de pelota con la mano derecha o la izquierda. Algo parecido sucede con el pádel, aunque por sus características, los movimientos son menos explosivos y el golpeo es más suave. En cambio un deporte como el squash es totalmente desaconsejable si sufres de la zona lumbar. A la explosividad que necesitas si quieres llegar a cada bola se unen golpeos muy poderosos en posiciones poco recomendables para una columna dañada.

Golf

Aunque estamos hablando de un deporte muy habitual cuando nuestro cuerpo no aguanta otras modalidades más anaeróbicas y activas, también tiene sus contraindicaciones si tenemos algún dolor en la espalda. No en vano, en sus golpeos la rotamos completamente y lo hacemos de un modo más brusco que en otros ejercicios. Esto, obviamente, supone una tensión y un esfuerzo que afectan a la columna en general y a la parte lumbar en particular.

Así pues, si sientes dolor cada vez que saltas al campo o vas a golpear unas bolas, consulta con el médico si es posible y, si te pones con ello, calienta muy bien antes de comenzar.

Campos de golf públicos en España

Correr

Si practicas running o atletismo, sentirás que hay un “golpeo” constante en cada zancada que das. Correr es una actividad beneficiosa para el cuerpo humano, pero si tienes doloridas las lumbares, debes tomar algunas precauciones porque esas sacudidas repetitivas no te vendrán nada bien.

Consulta a tu médico si debes seguir corriendo en caso de que sientas molestias en la zona. Lo más probable es que si no te lo prohibe te recomiende correr por zonas sin desperfectos en el terreno y utilizar unas zapatillas capaces de amortiguar cada uno de tus pasos.

Diferencias correr al aire libre o en una cinta

Pesas

En caso de que seas un aficionado al gimnasio y lo tuyo sea levantar pesas, debes tener mucho cuidado si tienes alguna patología en la zona lumbar. Como bien sabrás, si llevas tiempo practicando este tipo de ejercicios, la columna vertebral soporta una gran presión. Es más, en el caso de los levantamientos desde el suelo, las lumbares se resienten especialmente.

Por lo tanto, debes tener precaución si sientes alguna molestia y dejar de realizar ciertos levantamientos si el dolor es intenso o crónico. De hecho, opta por ejercitar la musculatura en algunas máquinas que evitan movimientos como el uso de pesas “libres”. Ten en cuenta que, según envejecemos, los discos lumbares son cada vez más débiles y finos, y podrías provocarte una hernia en caso de forzarlos demasiado.

Puedes combinar las sentadillas con las pesas (bigstockphoto)

Aparte de estos deportes, has de tener mucho cuidado cuando ejercites tu musculatura. Algunos movimientos no son recomendables y suele haber otras opciones para ello. Pongamos un ejemplo: cuando realizas abdominales tumbado boca arriba con las piernas dobladas y subes hasta casi tocarlas con el pecho, estás forzando a tu columna lumbar a una torsión y tensión excesivas, cuando hay otras formas de fortalecer el abdomen como hacer ese mismo movimiento sin elevarte tanto.

0

No hay comentarios ¿Te animas?