Preguntas

¿Cuáles son los medicamentos que pueden causar mayor adicción en los mayores?

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Domingo 17 de noviembre de 2019

4 minutos

El abuso de medicamentos recetados se está convirtiendo en un problema de salud muy importante

Los medicamentos que pueden causar mayor adicción

Nacieron como un recurso de eficacia contra los síntomas de enfermedades que perjudican nuestra salud, pero con el tiempo se han convertido en un peligro más contra el que hay que luchar. Así, la adicción a los medicamentos es actualmente un problema de salud muy importante. Tanto es así que en Estados Unidos "se calcula que 52 millones de personas han realizado un uso de medicamentos prescritos por razones no médicas, al menos una vez en su vida y que el 14% podría presentar criterios de abuso o dependencia", según el National Institute on Drug Abuse (NIDA @NIDAnews).

Unas cifras que no difieren demasiado de la situación en nuestro país, que ocupa el primer puesto en el consumo de antidepresivos y somníferos, dos fármacos que sirven para combatir trastornos graves como los desórdenes alimenticios, la depresión, las alteraciones del control de los impulsos o el insomnio, entre otros.

Sin embargo, estos no siempre causan el efecto deseado, van acompañados de alarmantes contraindicaciones y, lo que es más importante, el riesgo de adicción es muy elevado. Bajo esta premisa, ¿cuáles son los medicamentos que más problemas pueden causar a los mayores en este sentido?

Medicamentos más adictivos

Antidepresivos

Como hemos visto anteriormente, los antidepresivos son una de las drogas recetadas que más estragos puede causar en la salud del individuo si este se convierte en adicto. Las personas mayores que recurren a ellos suelen sufrir trastornos depresivos, proporcionándoles así un bienestar al que quieren aferrarse a cualquier precio.

Es cierto este tipo de medicamento no genera síndrome de abstinencia ni tolerancia, como otros, pero su consumo ha aumentado considerablemente en los últimos años. Sin ir más lejos, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (@AEMPSGOB) reveló que en apenas trece años, del 2000 al 2013, el consumo de antidepresivos se había triplicado.

Analgésicos opioides

En este caso, se trata de un grupo de fármacos que se emplean para aliviar el dolor y que van acompañados de un gran potencial adictivo. Son los analgésicos más potentes que existen y actúan sobre las neuronas del sistema nervioso central. Aquí encontramos la morfina, la codeína, la oxicodona o la hidrocodona, entre otros, algunos de los cuales se emplean como anestésicos durante una cirugía.

Medicamentos más adictivos

Sedantes o tranquilizantes

El objetivo de estos medicamentos no es otro que reducir la actividad cerebral y actuar como depresores del sistema nervioso central, por lo que son muy útiles para combatir los trastornos de ansiedad y del sueño. A este grupo pertenecen los medicamentos para dormir no benzodiacepínicos, los barbiúricos y las benzodiacepinas, siendo estas últimas el tipo de sedante del que más se abusa.

¿El motivo? "Los datos revelan que suelen adquirirse sin receta médica y que este consumo se inicia sobre los 14 años de edad. Se estima que el 2,5% de la población española podría presentar un consumo problemático de hipnosedantes", indican desde la Fundación Recal (@Fundacion_Recal) especializada en adicciones. Sin embargo, el grupo con mayor riesgo, según los estudios, son las personas casadas que viven en pareja y con sus hijos, que tienen un nivel secundario de educación, que tienen empleo o están en paro.

Estimulantes

Como su propio nombre indica, son medicamentos prescritos para aumentar la energía, la atención o el estado de alerta a través de la estimulación de la frecuencia cardíaca y respiratoria o la presión arterial. En la actualidad, suelen utilizarse en los tratamientos destinados a la depresión, la hiperactividad, el Trastorno por Déficit de Atención o la narcolepsia, siendo el metilfenidato, las anfetaminas o la fluoxetina los más frecuentes.

En este caso, aunque cualquier individuo puede sufrir las consecuencias, la adicción es más habitual en los deportistas que quieren aumentar su rendimiento, las personas que quieren bajar de peso, pues su consumo afecta al apetito, e incluso los estudiantes, ya que les permite estar más tiempo despiertos y concentrados.

Medicamentos más adictivos

Como identificar la adicción a los fármacos recetados

Una vez expuestas las drogas recetadas que pueden provocar mayor adicción, es el momento de plantear aquellos comportamientos que caracterizan a este trastorno, pudiendo así identificarlo y actuar en consecuencia. A veces es complicado percatarse, pues son medicinas que se compran en la farmacia, por eso "la familia como grupo primario de apoyo necesita estar informada sobre los medicamentos con potencial adictivo y las señales de alarma que pueden ayudar a identificar a los miembros con problemas", alerta la Fundación Recal, entre las que se encuentran:

  • Cambios de humor excesivos y muy frecuentes, sumados a un sentimiento de hostilidad inusitado.
  • El paciente se muestra muy preocupado cuando el medicamento se está acabando.
  • La "pérdida" habitual de dichos fármacos, que obligan al individuo a visitar al médico (o incluso a varios) para obtener de nuevo la receta.
  • Aumento o disminución de las horas de sueño.
  • Mostrarse muy excitado, inusualmente energético o sedado.
  • Quejarse porque la dosis que actualmente toma es insuficiente y no hace efecto, lo que le empuja a tomar dosis más altas que las recetadas.

"Habla con el médico si crees que puedes tener un problema con el uso de medicamentos recetados. Puede avergonzarte hablar del tema, pero recuerda que los profesionales médicos están capacitados para ayudarte, no para juzgarte. Es más fácil ocuparse del tema con anticipación antes de que se convierta en una adicción y genere un problema más grave", concluyen desde la Clínica Mayo (@ClinicaMayo).

0

No hay comentarios ¿Te animas?