Preguntas

Si no eres intolerante al gluten, ¿tienes que dejar de tomarlo?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Jueves 9 de mayo de 2019

1 minuto

Los expertos aseguran que incorporar productos sin esta sustancia en la dieta no ayuda a adelgazar

Si no eres intolerante al gluten, no tienes que dejar de tomarlo
Teresa Rey

Foto: Bigstock

Jueves 9 de mayo de 2019

1 minuto

Últimamente se ha puesto de moda el tomar alimentos sin gluten, en parte por los mitos que rodean a esta sustancia y a la celiaquía. Según el Protocolo de Diagnóstico Precoz de Enfermedad Celiaca, esta enfermedad se produce cuando al ingerir gluten se experimenta una reacción en las vellosidades del intestino de modo que puede llegar a atrofiarse. Es una patología crónica y existe cierta predisposición genética. Es decir, son pacientes que deben suprimir este elemento de su dieta por los efectos que les provoca, pero en el caso de que nuestro organismo no presente ninguna alteración al tomarlo, ¿debemos prescindir de él? ¿Es un nutriente nocivo sin más que hay que eliminar?

Carencias en la dieta

Algunos nutricionistas responden a esta pregunta con un no rotundo. La experta en nutrición Beatriz Navia, explica en un artículo para la web especializada Celicidad, que si quitamos el gluten de la dieta sin ser celiaco realmente estamos privándonos de un nutriente más, generando un déficit de este, y además no estamos aportando ningún beneficio para la salud.

La supresión del gluten sin una prescripción médica a consecuencia de una intolerancia puede provocar carencias en nuestra alimentación. Este elemento es en realidad una proteína que se halla en cereales tan variados como trigo, cebada, centeno o espelta, y representa el 80% de las proteínas del trigo, explican desde la Federación de Asociación de Celíacos de España (FACE).

Alimentos procesados

Al mismo tiempo, hay que tener en cuenta que los artículos sin gluten se preparan pensando en que sean productos seguros para las personas celíacas. Algunos presentan incluso modificaciones en otros de sus compuestos como azúcares, grasas, etcétera, para que tengan las mismas cualidades organolépticas de sus homólogos con gluten. Esto desbanca el falso mito de que incorporar comida sin gluten nos ayuda a adelgazar, pues aparte de que este no está relacionado con las calorías de un producto, precisamente muchos han de someterse a esos procesamientos que implican introducir otras sustancias no tan saludables para el organismo.

Teniendo en cuenta todos estos aspectos, y que a día de hoy no se ha demostrado que la eliminación de esta proteína produzca mejoras en la salud, no es aconsejable suprimirla sin más de la dieta, indican los expertos. No tomarla, de hecho, puede generar deficiencias respecto a las vitaminas, fibras y minerales que aporta.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?