Preguntas

¿En qué consiste el síndrome del ocaso o "sundowning"?

Victoria Herrero

Sábado 6 de julio de 2019

3 minutos

Al caer el sol, las personas con demencia experimentan momentos de agitación o irritabilidad

Síndrome del ocaso (bigstock)
Victoria Herrero

Sábado 6 de julio de 2019

3 minutos

Es llegar la caída de la tarde y convertirse en el peor momento del día para algunas personas mayores. Especialmente aquellas que padecen algún trastorno de demencia y para los que ese atardecer se traduce en una mayor agitación, confusión, ansiedad e irritabilidad. Como explican desde Sanitas (@SomosSanitas), se trata del conocido como síndrome del ocaso o sundowning.  

Causas del síndrome del ocaso

Es en esas horas en las que la luz se va reduciendo cuando estos pacientes sufren un desajuste por el que sus ritmos circadianos se reducen, dando lugar a una serie de reacciones que en algunos casos pueden venir acompañadas de violencia o alucinaciones. Un momento que para estos expertos guarda relación con la reducción de los niveles de melatonina

"Los ciclos de sueño, que en una persona sin alteraciones cognitivas se repiten de forma cíclica y natural regidos por nuestro reloj biológico interior, no se dan con la misma regularidad en enfermos con demencia. Ellos carecen de ese aviso natural que nos da nuestro cuerpo y que nos dice cuándo debemos dormir y cuándo despertar", explican. 

Estos momentos de agitación no solo se manifiestan en personas con este tipo de trastornos cognitivos, sino también en personas con depresión estacional. Durante los meses de más frío, esas pocas horas de luz y ese ambiente gris y gélido hace quen florezcan los sentimientos de tristeza, melancolía o ansiedad.

¿Cómo abordarlo?

Cuando tenemos a nuestro lado a una persona que sufre este tipo de dolencia, es importante saber tratarlos durante esos episodios de agitación y nerviosismo. 

  • Es primordial conocer a la persona para saber el grado de afectación que puede sufrir en estos casos. Así, podemos anticiparnos a estas situaciones si notamos que esa persona está cansada, otro detonante del síndrome del ocaso; o bien echar mano de esos objetos con los que se pueda relajar en el momento de la caída del sol. Estar con esos seres queridos que les proporcionan estabilidad es otra de las formas de ayudarles durante esas horas. 
  • Otra de las pautas que mejorarán su bienestar es adaptar gradualmente la habitación en la que se encuentre: luces más relajantes para cuando llegue la noche o reducir de forma considerable el ruido ambiental. Si además por la mañana tiene una iluminación importante, eso le hará orientarse y distinguir la noche del día e ir regulando sus ciclos de sueño
  • La alimentación puede influir positivamente en estos casos, por tanto lo mejor es olvidarnos de comidas copiosas a última hora de la noche, así como de bebidas estimulantes
  • Practicar unos minutos de alguna actividad relajante como el yoga o ejercicios de control de la respiración le ayudará a estar más relajado y segregar endorfinas.