Preguntas

Tipos de tratamiento para expulsar las piedras en el riñón en personas mayores

Marco Herrera

Foto: BigStock

Sábado 10 de agosto de 2019

4 minutos

Las piedras pueden tardar varias semanas o meses en ser expulsadas, dependiendo de su tamaño

Expulsar las piedras en el riñón
Marco Herrera

Foto: BigStock

Sábado 10 de agosto de 2019

4 minutos

Los cálculos renales son depósitos duros de minerales y sal que se forman en los riñones. Pueden ser tan pequeños como un grano de arena y puedes expulsarlos sin saberlo. Pero también pueden ser lo suficientemente grandes como para dificultar la micción de una persona o provocar otras complicaciones de suma gravedad.

Síntomas en la tercera edad

Los siguientes síntomas están asociados a la presencia de cálculos renales en las personas mayores:

  • Dolores agudos en la espalda, el costado, la parte inferior del abdomen y la ingle.
  • Sangre rosada, roja o marrón en la orina.
  • Una necesidad constante de orinar.
  • Dolor y dificultad al miccionar.
  • Orina turbia o maloliente.

En casos severos, estos síntomas pueden estar acompañados por náuseas, vómitos y fiebre. En solitario o combinados entre sí, la presencia de estos signos debe informarse inmediatamente a un profesional médico. En este sentido, es importante tener en cuenta que si los cálculos renales son causados por una infección, no recibir atención médica podría provocar sepsis, una condición que de no ser tratada por profesionales de la medicina es de extrema gravedad.

Tratamientos para expulsarla

Generalmente, las piedras tardan varias semanas o incluso meses en ser expulsadas, dependiendo de la cantidad de piedras y su tamaño. Los analgésicos, como el ibuprofeno, el acetaminofeno o el naproxeno, pueden ayudarte a soportar las molestias hasta que expulses los cálculos.

Tu médico también puede recetarte un alfabloqueante, que relaja los músculos del uréter y ayuda a pasar los cálculos más rápidamente y con menos dolor. Si este se vuelve demasiado intenso o las piedras son muy grandes para pasar por el conducto, se pueden extirpar quirúrgicamente con un procedimiento llamado ureteroscopia. Además del tratamiento recomendado, ¿qué pautas debes seguir para aliviar dicha dolencia?

Problemas de riñones

Bebe suficiente agua

Un metaanálisis de 2015 encontró que las personas que expulsaban de 2 a 2,5 litros diarios de orina tenían un 50% menos de probabilidades de desarrollar cálculos renales que las que producían menos. Se necesitan, aproximadamente, 2 litros de agua al día para producir esa cantidad.

Evita los alimentos con alto contenido de oxalato

Alimentos como las espinacas, las remolachas y las almendras aumentan los niveles de oxalato en el cuerpo. Este es una de las sales que componen con mayor asiduidad las piedras que se forman en el riñón.

Toma zumo de limón

Con el zumo de limón, el citrato se une al calcio y ayuda a bloquear la formación de cálculos. Los estudios han demostrado que beber media taza de jugo de limón diluido en agua cada día puede aumentar el citrato de orina y, probablemente, reducir el riesgo de cálculos renales.

Vigila el sodio 

Una dieta alta en sodio puede desencadenar cálculos renales porque aumenta la cantidad de calcio en la orina. Las pautas sugieren limitar la ingesta diaria total de sodio a 2.300 miligramos. Si el sodio ha contribuido a los cálculos renales en el pasado, intenta reducir el sodio diario a 1.500 miligramos.

Reduce la proteína animal

Comer demasiada proteína animal, como carne, huevos y marisco, aumenta el nivel de ácido úrico. Si eres propenso a las piedras en el riñón, limita la ingesta diaria de estos alimentos.