Salud

Presión en el pecho: ¿ansiedad u otro tipo de problemas?

Manuela Martín

Foto: Bigstock

Martes 2 de febrero de 2021

3 minutos

Los dolores en el pecho pueden ser causados por problemas pulmonares, digestivos o ansiedad

Presión en el pecho, ¿ansiedad u otro tipo de problemas? Foto: bigstock
Manuela Martín

Foto: Bigstock

Martes 2 de febrero de 2021

3 minutos

Ansiedad, problemas digestivos o pulmonares pueden estar detrás de los dolores en el pecho, algo que preocupa seriamente a quien lo sufre por temor a que pueda ser un posible infarto. A continuación, vamos a tratar de explicarte algunas de las posibles causas de los dolores en el pecho, aunque ante cualquier duda lo aconsejable siempre es consultarlo con el médico.

La mayoría de los dolores en el pecho no suelen estar relacionados con el corazón.

Pulmón

En muchos casos los dolores en el pecho suelen tener su origen en problemas en los pulmones:

  • Neumonía: el dolor viene acompañado de fiebre y tos podría tratarse de esta infección pulmonar. En estos casos, suele ser la pleura (membrana que recubre los pulmones), que se encuentra cerca de la zona infectada, la que provoca el dolor.
  • Pleuritis vírica: inflamación de la pleura provocada por un virus.
  • Neumotórax: entra aire entre el pulmón y la pleura molestando al respirar.
  • Embolismo pulmonar: se trata de un dolor que aparece tras un trayecto largo que nos dificulta respirar. Al estar mucho tiempo sin movernos puede formarse un coágulo en las piernas que viaja hasta el pulmón obstruyendo alguno de sus vasos sanguíneos y provocando dolor y una sensación de ahogo.
Presión en el pecho, ¿ansiedad u otro tipo de problemas? Foto: bigstock

Nervios pinzados

En ocasiones se producen pequeñas irritaciones momentáneas de alguno de los pequeños nervios que se encuentran en la caja torácica e incluso alguno se pueden pinzar en alguno de nuestros movimientos respiratorios provocando dolor.

Problemas digestivos

Los principales problemas digestivos que pueden recordarnos a un dolor cardíaco son los espasmos esofágicos. Se trata de contracciones de la musculatura del esófago provocados por el reflujo principalmente.

Estas situaciones pueden provocar un dolor en la zona central del pecho y, en ocasiones, va acompañado de mareos.

La diferencia con la angina de pecho es que los espasmos no aparecen con los esfuerzos físicos.

Otros problemas estomacales que pueden provocar dolor en el pecho son las pancreatitis, cólicos, las infecciones de la vesícula biliar, las gastritis y las úlceras.

Cuadros de ansiedad

El dolor de pecho suele ser con frecuencia una somatización de la ansiedad.

La principal diferencia entre un dolor cardíaco y la ansiedad es que el primero tiende a persistir en el tiempo y empeorar con el esfuerzo físico, además, no suelen aparecer alteraciones respiratorias ni pérdida de control.

Cuando estamos estresados generamos un elevado nivel de adrenalina y cortisol, lo que activa nuestro sistema nervioso autónomo simpático, generando una elevada tensión muscular, la cual puede generar cierto nivel de dolor en diferentes partes del cuerpo, siendo el pecho una de ellas.