Salud

Qué son los puntos rojos en la piel y por qué aparecen

Olga Selma

Foto: BigStock

Domingo 28 de noviembre de 2021

3 minutos

El principal motivo de la aparición de estas lesiones en la zona cutánea es el paso del tiempo

Qué son los puntos rojos en la piel y por qué aparecen
Olga Selma

Foto: BigStock

Domingo 28 de noviembre de 2021

3 minutos

Los puntos rojos de la piel son unas marcas cutáneas que aparecen en la cara y en el tronco generalmente, a veces en las extremidades, de color rojo o morado. También conocidos como microangiomas, angiomas, angiomas seniles, angiomas capilares o puntos de Campbell–De Morgan, se pueden describir como dilataciones de pequeños capilares. 

Muchas personas presentan puntos rojos o de color rubí en su piel, de pequeño tamaño, unos 2 mm de diámetro, aunque pueden alcanzar hasta 7 o más milímetros. Las protuberancias pueden ser elevadas o planas y aunque norlamente las encontraremos en el torso, pero también pueden desarrollarse en los brazos, las piernas y el cuero cabelludo.

No deben preocuparnos, ya que son benignos y la mayor parte de ellos desaparecen solos, aunque siempre es recomendable acudir al médico para que sea este profesional quien diagnostique si se trata de otro tipo de lesión o de un angioma. En nuestras revisiones anuales con el dermatólogo, este análisis ya será llevado a cabo.  En general el pronóstico es muy bueno y lo único que pueden producir es una alteración de la estética, sin influencias sobre la salud, señala la Sociedad Española de Medicina Interna.

bigstock  Angiomas en la piel

Si aparecen muchos de forma repentina, debemos acudir al médico, aunque no reflejen ninguna enfermedad subyacente, en principio, tal y como indican desde Dermatología del Hospital Fuensanta de Madrid. Estos probablemente podrían ser angiomas de araña. También debemos consultar a un médico si un angioma empieza a sangrar, sentimos incomodidad o cambia su apariencia.

Por qué aparecen

El principal motivo de la aparición de estas lesiones en la zona cutánea es propio proceso de envejecimiento, por ello suelen desarrollarse a partir de los 40 años (por lo general, aumentan en número a medida que envejecemos). Además, estos problemas relacionados con los vasos frecuentemente se transmiten en las familias y por ello, el motivo genético es uno de los más destacados.

Los angiomas se pueden diagnosticar con un examen visual y, por lo general, no requieren ningún tratamiento. Dicho esto, estas manchas se pueden eliminar de forma no invasiva si su apariencia le molesta, normalmente por motivos estéticos. El médico puede recomendarnos una técnica de eliminación relativamente indolora que incluye láser o nitrógeno líquido.

Sobre el autor:

Olga Selma

Olga Selma es redactora especializada en temas de salud, alimentación y consumo.

… saber más sobre el autor