Salud

¿Qué es la alergia al sol? Estos son sus síntomas

Noelia Hontoria

Foto: Bigstock

Viernes 30 de agosto de 2019

2 minutos

La alergia al sol no suele ser peligrosa, pero sí puede provocar lesiones en la piel

¿Qué es la alergia al sol? Estos son sus síntomas

Tomar el sol tiene sus ventajas y sus peligros, seguro que ya lo sabes, pero lo que muchas personas desconocen es que existe un tipo de alergia al sol que te puede complicar aún más el hábito de exponerte a él. Es importante conocer sus síntomas para saber si puedes estar padeciéndola y tomar medidas al respecto.

La alergia al sol puede producir lesiones en la piel

La parte más importante de la erupción polimorfa lumínica (EPL) es que provoca una especie de reacción alérgica, aunque en realidad no es una alergia como tal. Los síntomas, por lo general, son leves y pasan en unos pocos días, pero debes vigilar las lesiones producidas en la piel para que no vayan a más y sobre todo para tratar de no volver a sufrirlas en el futuro.

Entre los síntomas de la EPL más sencillos de detectar es el enrojecimiento de la piel, el picor y, en algunos casos más severos, el dolor de la zona afectada. Cada persona e incluso cada vez pueden aparecer estas lesiones con una forma y zona diferente, aunque las habituales son cuello, escote y brazos. Es importante que no te las toques para que no dejen cicatriz.

Protégete del sol incluso si no vas a la playa

Normalmente, es en los meses de primavera y verano cuando más comunes son y con el paso de las estaciones va remitiendo la intensidad, desapareciendo casi al completo en la mayoría de los casos en invierno.

También con la edad pueden ser más frecuentes estas lesiones debido a una mayor sensibilidad de la piel, un sistema inmunológico más débil o la ingesta de ciertos fármacos. Si adviertes que estás sufriendo una alergia al sol es importante que lo comuniques al doctor.

Tratamiento y prevención

Necesitamos el sol para vivir. De hecho, la mayor parte de la vitamina D que absorbe tu organismo lo hace a través de los rayos solares, por lo que, si descubres que padeces EPL, la solución no pasa por esconderte de ellos.

Para resolver el cuadro sintomatológico una vez que ya ha aparecido lo más habitual es tomar antihistamínicos o corticoides en los casos más severos. Si lo que quieres es prevenirlo para que no te vuelva a suceder, no olvides usar cremas con un elevado factor de protección solar (incluso si no vas a tumbarte en la playa, también para tus paseos por ciudad) y valorar la opción de hacer una fototerapia guiada por personal médico para acostumbrar a nuestra piel al sol.

0

No hay comentarios ¿Te animas?