Salud

Relacionan la Fibromialgia con problemas en los pies: Juanetes, deformidades o pérdida de equilibrio

65ymás

Foto: Bigstock

Martes 22 de septiembre de 2020

2 minutos

El 100% de las encuestadas con fibromialgia en un estudio presentan un aumento de estas patologías

Relacionan la Fibromialgia con problemas en los pies: Juanetes, deformidades o pérdida de equilibrio

Un 85% de las personas que padecen fibromialgia son mujeres que sufren un incremento de problemas en los pies, como juanetes o deformidades en los dedos, y presentan pérdida de equilibrio, dificultad para calzarse y, por lo tanto, peor calidad de vida. Son datos presentados por el Colexio de Podólogos de Galicia (@ColexioPodologo) con motivo del Día Internacional de la Fibromialgia, celebrado el pasado mes de mayo.

La fibromialgia es una enfermedad reumática crónica que se caracteriza por dolor musculo esquelético generalizado y sensación dolorosa a la presión en unos puntos específicos, incluso en el tejido fibroso (ligamentos y tendones). Se trata de una enfermedad frecuente, que la sufre entre un 2 y un 6% de la población, con más frecuencia en mujeres. Suele estar asociada al síndrome de fatiga crónica, que manifiestan entre el 50 y 70% de pacientes con fibromialgia.

Según estos datos, de los que se hace eco el Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos de España, las mujeres que sufren fibromialgia presentan juanetes, espolón calcáneo o deformidades en los dedos, entre otras dolencias. Además, la fibromialgia repercute en la pérdida de equilibrio, dificultad para calzarse a consecuencia de los cambios en la forma de los pies, peor salud podológica y menor tolerancia al dolor.

Además, a nivel general las personas con fibromialgia presentan disminución de vitalidad, lo que puede provocar una mayor propensión a la tristeza, ansiedad y depresión; pérdida de la capacidad de socialización, lo que conlleva pérdida de autonomía y bienestar; o dificultad para realizar actividad física, lo que contribuye a un incremento de dependencia y disminución de su salud general.

Operación de juanetes

Tratamientos podológicos

Según el Consejo General de Podólogos, estos profesionales pueden recomendar distintas formas de tratamiento según el caso particular de la persona afectada. Cuando el problema podológico está en una fase inicial, se puede indicar un tratamiento podológico conservador, con plantillas a medida que contribuyen a mejorar la postura, el equilibrio y facilitar la autonomía. Asimismo, se pueden indicar ortesis de silicona, elaboradas por el podólogo, que ayudan a controlar la posición de las deformidades de los dedos y la pérdida de tejido graso.

En esta fase, también se le puede aconsejar al paciente para que haga unos ejercicios de potenciación muscular, propiocepción y estiramientos, además de administrarle fármacos. Y, por último, existe la cirugía podológica con tratamientos quirúrgicos con anestesia local para aquellos casos más serios y complicados.

En cualquier caso, el Consejo asegura que “la visita regulada al podólogo para controlar y reducir la presencia de los problemas en los pies en las personas con fibromialgia reduciría sustancialmente la carga de malestar de los pacientes”.

Uno de los primeros estudios sobre la salud del pie en mujeres con fibromialgia fue el realizado por la Universidad de Extremadura (UEX @infouex), en colaboración con la Universidade da Coruña (UDC), y en el que participó el podólogo, colegiado del Colexio de Podólogos de Galicia, profesor e investigador de la UDC, el doctor Daniel López López.

En este trabajo se ha estudiado a más de 200 mujeres con edades comprendidas entre los 26 y los 83 años (la mitad de ellas sanas y la otra mitad diagnosticadas por un reumatólogo, pero sin otras patologías asociadas de índole reumática, neoplásicas, neurológicas o endocrinas), en las que se ha podido apreciar cómo los valores más significativos se dan entre quienes presentan fibromialgia. El 100 % de las encuestadas con fibromialgia presentan un incremento de problemas en los pies.

0

No hay comentarios ¿Te animas?