Sociedad

El aceite de oliva reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, según un estudio

María Bonillo

Foto: Bigstock

Jueves 13 de enero de 2022

3 minutos

Sustituir grasas, como la mantequilla, por aceite de oliva reduce entre el 8 y el 34% la mortalidad

El aceite de oliva reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, según un estudio. Foto: Bigstock
María Bonillo

Foto: Bigstock

Jueves 13 de enero de 2022

3 minutos

Investigadores han asociado un mayor consumo de aceite de oliva con un menor riesgo de mortalidad, según un reciente estudio publicado en la revista Journal of the American College of Cardiology y que ha contado con participación española. 

El aceite de oliva es un ingrediente esencial en las cocinas españolas, en concreto, en España el consumo de aceites de oliva alcanza los 12kg por persona al año, tal y como indican desde Aceites de Oliva de España. Además, tiene muchas propiedades beneficiosas para nuestra salud: posee antioxidantes como la vitamina E, protege contra la inflamación, y los ácidos grasos que aporta a nuestro organismo nos proporcionan una buena salud cardiovascular.

Ahora, esta nueva investigación ha determinado que el aceite de olvida, en concreto el virgen extra, reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

La OCU acusa de fraude a dos conocidas marcas de aceite de oliva

Un estudio de 28 años con más de 90.000 personas

El objetivo de este estudio era evaluar si la ingesta de aceite de oliva estaba asociado con la mortalidad total y por causas específicas en hombres y mujeres estadounidenses. Así, los autores del estudio, liderados por especialistas de la Universidad de Harvard, realizaron un seguimiento durante 28 años a 60.582 mujeres y 31.801 hombres, a lo largo del cual evaluaron aspectos como la dieta de los individuos, en concreto el consumo de aceites y grasas empleados para cocinar. Los participantes en el estudio no tenían ninguna enfermedad cardiovascular o cáncer al inicio del estudio y se evaluó su dieta a través de un cuestionario semicuantitativo de frecuencia alimentaria cada 4 años. 

Durante esos 28 años, se produjeron 36.856 muertes, de las cuales se determinó que aquellos que tenían un mayor consumo de aceite (más de 7 gramos) tenían un riesgo de muerte cardiovascular un 19% menor que aquellos que utilizaban otro tipo de grasas en su alimentación. Este porcentaje se reducía en el caso del cáncer (17%) y en las enfermedades respiratorias (18%), y aumentaba en las enfermedades neurodegenerativas (29%).

Además, el estudio también reflejó que la sustitución de 10 gramos al día de otras grasas, como la margarina, la mantequilla, la mayonesa y la grasa láctea, por aceite de oliva, reducía entre el 8 y el 34% la mortalidad total y por causas específicas. 

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor