Asociaciones de mayores

Las personas mayores denuncian que se les mira con desprecio y se les falta al respeto

Antonio Castillejo

Domingo 27 de octubre de 2019

4 minutos

Entrevista a María López Belmonte, presidenta de la Federación Murciana de UDP

Las personas mayores denuncian que se les mira con desprecio y se les falta al respeto

María López Belmonte nació el año 1950 en Murcia, casada y con una hija dedicó su vida laboral al comercio y a la administración privada. Lleva vinculada a la Unión Democrática de Pensionistas España (UDP) desde 2007, “porque queríamos dar a conocer en la Región de Murcia la labor tan importante que hace”, y actualmente preside la Federación de Murcia de UDP.  

PREGUNTA: ¿Cuál es el problema que más preocupa a los mayores en la Región de Murcia?

RESPUESTA: El mismo que en todas partes, las pensiones. Los mayores somos los pilares sobre los que se ha construido esta sociedad y ahora parece que esos pilares fueran de atoba [nombre que se da en Murcia a la masa de barro y paja utilizada para la antigua construcción de muros]. Por supuesto, se deberían blindar las pensiones y referenciarlas al IPC. Esto es una reivindicación que desde UDP venimos realizando desde siempre y seguiremos luchando porque salga adelante.

P.: ¿También trabajan por que se cierre la brecha de género en las pensiones?

R.: Claro. Este es un problema de Estado, ya que nuestros dirigentes no quieren ver que la sociedad está compuesta por mayores y jóvenes, por mujeres y hombres, todos formamos parte de ella. Durante años la mujer ha trabajado en la casa más que el hombre fuera. Cuando una persona deja de trabajar y no lo hace para irse de fiesta sino para mantener y administrar una economía familiar y para sacar adelante a unos niños, hay que reconocerle su esfuerzo a lo largo de tantos años. Cuando mueren sus maridos se quedan con una pensión de viudedad con la que no pueden salir adelante, porque además son mayores y necesitan más cuidados. Este es uno de los temas que debería solucionarse dentro del Pacto de Toledo.

P.: ¿Existe discriminación hacia los mayores?

R.: Nosotros hemos hecho el camino de este país desde el subdesarrollo a la sociedad que hoy tenemos y ahora en ella encontramos falta de estima, de reconocimiento y de respeto. De los mayores se dice ahora que somos paquetes amortizados, pero no podemos dejarnos llevar por esos comentarios, hay que seguir siendo las personas que hemos sido siempre, las que hemos estado luchando y apoyando a los demás. Continuar dando ejemplo y ver si nuestros dirigentes, en algún momento, saben tener en cuenta todo esto. 

María López Belmonte
María López Belmonte, presidenta de UDP Murcia. 

 

P.: ¿Y maltrato?

R.: No es exactamente maltrato, se trata de una falta de atención o de mala educación. Hay sectores de la sociedad en los que se ve al viejo, como algunos dicen, de manera despreciativa, se le falta al respeto a la hora de conocer sus inquietudes y sus actividades diarias. Es ese mirar de reojo al mayor cuando, por ejemplo, se le ve conduciendo o camina con un poquito de dificultad y le cuesta trabajo subir a un autobús. Pero no todo el mundo es igual

P.: Pero no deja de ser un desprecio…

R.: Sí, pero es que hoy en día se le da mucha importancia a los jóvenes y sí, es verdad, ellos son el futuro, pero deben basarlo en la herencia que han recibido de los que han dejado la rueda, porque la vida es una rueda, y el que se cae de ella ya no puede volver. 

P.: ¿Se relaciona esto con el tema de la soledad no deseada?

R.: La soledad es un problema que tenemos los mayores porque los jóvenes se han tenido que tirar a la calle para trabajar. Las madres de hoy ya no son las de antes y han visto que tienen que trabajar fuera para mantener sus casas. En la pareja tienen que trabajar los dos para pagar todo lo que hay que pagar, pero también para poder cotizar de cara al futuro. Todo eso influye en la soledad de los mayores, porque los padres no tienen a los hijos cerquita como pasaba antes. Hoy en día, cuando los hijos trabajan lo más cómodo es llevarlos a una residencia donde saben que van a estar atendidos. Es muy triste.

P.: Hablando de residencias, ¿cómo está la situación en Murcia?

R.: Las residencias están llenas. Necesitamos más plazas para atender toda la demanda que tenemos a día de hoy. En cualquier caso, las residencias deberían ser más parecidas a la propia casa, para que se vea a la persona como tal, porque cuando le llevan a uno allí piensa que ya no sirve para nada y necesita mucho apoyo. En nuestras residencias se hacen muchas actividades, pero cuando llega un momento en el que no pueden hacerlas los ves con carita de pena y soledad. Es muy triste.

 
Envejecimiento activo
 

P.: Nos habla de actividades en las residencias. En el envejecimiento activo es fundamental…

R.: Sí, es fundamental. En la Asociación tenemos a diario clases de pilates, yoga, gimnasia y de activación de la memoria. Para tener un envejecimiento activo ayuda mucho el asociacionismo y también el voluntariado. Este último es muy importante. Hay personas que pueden dedicar su tiempo a estar con quienes no tienen a nadie, ayudarles a salir. Pero hay que tener en cuenta que las personas que podemos hacer el voluntariado somos también personas mayores y necesitamos que vayan haciendo lo mismo con nosotros, por eso es importante que poco a poco los jóvenes participen de ese voluntariado y vean como el camino es el mismo para todos, porque nosotros también fuimos jóvenes antes que ellos.

P.: ¿Qué le piden los mayores al nuevo Gobierno?

R.: Los mayores le pedimos al Gobierno que se blinden las pensiones en la Constitución y se referencien al IPC real y que profundicen en los derechos de los ciudadanos.

0

No hay comentarios ¿Te animas?