Sociedad

Todas las claves del 'bono niñera': Italia paga 1.200 euros a los abuelos por cuidar de sus nietos

65ymás

Martes 7 de julio de 2020

4 minutos

También es aplicable a tíos o primos, siempre que no convivan en la misma casa con los menores

Todas las claves del 'bono niñera': Italia paga 1.200 euros a los abuelos por cuidar de sus nietos

Italia, uno de los países del mundo más golpeado por la pandemia del coronavirus, ha decidido reconocer la labor que realizan los abuelos en la crianza y cuidado de sus nietos. Así, el Gobierno ha puesto en marcha el llamado 'bono niñera', que recompensará con 1.200 euros a los familiares directos (abuelos, tíos o primos) que cuiden de un menor de 12 años. La cantidad se eleva a 2.000 euros en el caso de tratarse de hijos de trabajadores públicos o privados relacionados con el sector sanitario, seguridad, defensa y auxilio público en la lucha contra el COVID-19.

El objetivo de esta ayuda es que las familias puedan contratar a cuidadores que se hagan cargo de los pequeños tras el cierre de los colegios debido a la pandemia, pero también podrá ser utilizado con los familiares directos, siempre que no convivan en la misma casa con los pequeños.

El organismo estatal que gestiona los servicios de la Seguridad Social en Italia (Inps) aclara que los abuelos (u otros familiares) podrían beneficiarse de esta ayuda por un máximo de 1.200 euros (960 tras el pago de impuestos) hasta el 31 de julio, aunque incluirá los servicios de cuidado de los niños realizados de forma retroactiva a partir del 5 de marzo, cuando cerraron todos los centros educativos italianos.

Este 'bono niñera' se puede solicitar como alternativa al permiso parental especial de 30 días aprobado por el Gobierno de Italia para que uno de los dos padres se haga cargo de los niños debido a la pandemia. Además, está previsto que los 1.200 euros puedan gastarse, de forma total o parcial, para pagar campamentos de verano para los niños, que vuelven a estar permitidos desde el 15 de junio, o actividades infantiles complementarias.

Esta ayuda económica no podrá recibirse en los siguientes casos:

  • Cuidado de niños mayores de 12 años, salvo en el caso de existir una discapacidad grave, para lo cual no hay límite de edad
  • Los abuelos o familiares no deben residir en la misma casa que los menores
  • Los padres del menor no debe estar recibiendo otro tipo de ingresos o ayudas por suspensión o cese de sus actividades laborales
  • No se puede recibir esta ayuda si alguno de los dos padres está desempleado o no trabaja
  • Este cheque no puede recibirlo una persona con responsabilidad parental, es decir, padres divorciados, separados o que no vivan juntos y se hayan ocupado de los niños durante la crisis del COVID-19.
  • El bono 'niñera' es incompatible con los bonos de guardería o con los permisos de maternidad y paternidad.

Aunque en líneas generales esta medida ha sido aplaudida, también hay quien la cuestiona. Algunos economistas creen que en esta época de grave crisis, con necesidad de dinero para cubrir muchas urgencias, ese cheque-niñera a los abuelos es en cierta forma "un derroche". En su opinión, con cheque o sin cheque, en Italia los abuelos seguirán cuidando de sus nietos.

El síndrome de las abuelas esclavas

Los abuelos, un pilar fundamental en el cuidado

Al igual que ocurre en España, en Italia los abuelos constituyen un importante pilar en el que se apoyan las familias para el cuidado de los hijos.  Según los datos del Instituto Oficial de Estadística italiano (Istat), cuando los dos padres trabajan, en el 60,4% de los casos son los abuelos –y principalmente las abuelas– las que se encargan del cuidado de los hijos. El porcentaje sube al 61,3% cuando el niño tiene entre 3 y 5 años de edad.

En España, la mitad de los abuelos cuida a sus nietos casi todos los días y el 45 % lo hace casi todas las semanas. Las abuelas los atienden durante 6,2 horas al día y los abuelos las siguen de cerca, con una dedicación de 5,3 horas al día, según un informe del Imserso. Si la media, que es de 5,75 horas, se multiplica por 5 días por semana, da una jornada laboral de casi 30 horas. Esto significa que muchos abuelos y abuelas cumplen una jornada laboral al frente del cuidado de sus nietos.. Teniendo en cuenta todos estos datos, ¿deberían los abuelos españoles cobrar un dinero por cuidar a sus nietos? ¿Podría España asumir ese gasto? ¿Cómo debería hacerlo?

Hay países como Hungría o Alemania que tienen establecidas modificaciones fiscales para los abuelos que cuidan de sus nietos. "Una medida de este tipo podría establecerse en España desde el punto de vista legal, pero el problema no es la ley, sino los recursos disponibles para hacer frente al pago de estas ayudas", advierte Benja Anglès, profesor de los Estudios de Derecho Financiero y Tributario de la UOC.

Según el estudio Grandparenting in Europe, en países con una contribución estatal mayor para el cuidado de los niños o con medidas fiscales favorables, como Alemania, Suecia, Países Bajos o Dinamarca, en los que el cuidado infantil formal está bien proveído y hay establecidos buenos beneficios maternos, la tasa del cuidado intensivo de los nietos por parte de los abuelos no supera el 2%, muy lejos de la española que se sitúa en el 17%. 

Para Anglès sería de justicia establecer algún tipo de ayuda o incentivo para esta tarea. "Actualmente, el servicio que prestan los abuelos es totalmente gratuito y altruista, por lo que ofrecer incentivos vía ayudas económicas o desgravaciones fiscales no solo ayudaría a dignificar el servicio que prestan, sino que además reconocería un trabajo que debería ser realizado por profesionales de forma retribuida", afirma Anglès.

0

No hay comentarios ¿Te animas?