Sociedad

El "cacharro" de un nieto para enviar fotos a su abuela sin móvil ni Internet que se ha hecho viral

María Bonillo

Foto: Twitter: @palmerabollo

Jueves 13 de enero de 2022

3 minutos

Con una impresora térmica sin tinta ha construido un dispositivo que imprime fotos como una polaroid

El "cacharro" de un nieto para enviar fotos a su abuela sin móvil ni Internet que se ha hecho viral
María Bonillo

Foto: Twitter: @palmerabollo

Jueves 13 de enero de 2022

3 minutos

Sin móvil ni Internet, la abuela de Guido García era incapaz de mantenerse conectada con el resto de la familia de la misma forma y facilidad a la que estamos acostumbrados actualmente, que con simplemente pulsando un botón somos capaces de hacer llegar a un gran número de personas y allegados fotos, archivos o mensajes. Esto es lo que Guido quiso solucionar. 

No hace mucho, las redes sociales se revolucionaban por el invento de un joven con el que poder comunicarse con su abuela de 93 años, capaz de enviar mensajes de voz a través de Telegram solo pulsando un botón y recibir mensajes e imprimirlos físicamente. El Yayagram, como su creador lo bautizó, tiene ahora su copia, salvo que en este ocasión, el dispositivo que ha creado Guido permite incluir fotos

"Estas navidades hice un cacharro para enviar fotos a mi abuela que no tiene móvil ni Internet. Los requisitos eran dedicar poco tiempo, que pudiese enchufarlo y listo sin mantenimiento", comentaba Guido en su cuenta de Twitter, donde explicó todo el proceso de elaboración del dispositivo. 

Según explica, utilizó una impresora térmica sin tinta que lleva rollos de papel de hasta 10 metros y que permite imprimir unas 150 fotos. Así, a través de Telegram, él envía las fotografías, que llegan a un bot y que luego se imprimen. "El resultado tiene notas vintage y cierto aroma a polaroid. Mejor de lo que esperaba", indica. 

"No tiene misterio: hace polling para recibir las imágenes, las rota/escala si hace falta, mejora la nitidez y se las chuta a la impresora", explica, tras lo que añade que realizó varias pruebas para que las imágenes saliesen con la mejor calidad posible. 

Tras explicar todo el proceso de creación hasta que consiguió llegar a la versión final, capaz de funcionar perfectamente a distancia y para la que todavía tiene intención de hacer mejoras, no es de extrañar que este dispositivo se haya vuelto viral en las redes, no solo por lo impresionante del aparato y su capacidad para elaborarlo, sino por la intención que muestra para que su abuela se sienta menos apartada de la familia y poder mantenerla al corriente de forma rápida y sencilla.

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor