Sociedad

¡Cuidado con las webs que ofrecen test rápidos de COVID-19! Pueden ser un fraude

David Vargas

Viernes 19 de junio de 2020

2 minutos

Muchos españoles han comprado a “golpe de Google” un test de diagnóstico que ha resultado falso

¡Cuidado con las webs que ofrecen test rápidos de COVID-19! Algunas son un fraude

Estamos en plena fase de desescalada, momento en que empezamos a salir de casa con la mascarilla puesta y en que la movilidad aumenta. Una de las principales preocupaciones de los expertos es poder detectar lo antes posible nuevos casos de COVID-19. Para ello, son indispensable los test, pero los que se realizan en los hospitales o centros de salud públicos, con diagnósticos fiables.

Muchos ciudadanos comparten la inquietud generada por la nueva situación y deciden, por su cuenta y riesgo, realizarse las pruebas para saber si tienen o no el coronavirus. Por eso han aparecido como setas numerosos servicios que ofrecen test rápidos directamente a los ciudadanos y que se publicitan a través de páginas web y redes sociales. Toda precaución es poca ante estas ofertas; debemos desconfiar de estos servicios, sobre todo si vienen envueltos en suculentas ofertas. Ya lo hemos comentado en otros casos de estafa: nadie da duros a cuatro pesetas.

Concretamente, está circulando estos días un mensaje que promociona “test rápidos COVID con certificación ISO y CE a un precio muy asequible (…) con consulta médica gratuita online y envío a domicilio”. El mensaje incluye un teléfono al que llamar y en el que te responde el contestador de un presunto centro médico. ¿Es de fiar? Resulta de lo más sospechoso, sobre todo porque al buscar el nombre de la clínica en cuestión por Internet (By Medicum) no aparece por ningún lado, como informan desde Salud sin Bulos, una iniciativa que combate las noticias falsas sobre salud que aparecen en Internet.

Paula Fernández,  farmacéutica y responsable del blog Farmaadicta, recomienda en primer lugar comprobar la información: “En la actualidad, es fácil doblar webs extranjeras empleando un dominio que ha expirado. En cinco minutos tienes una web hecha para España. Esta técnica es cada vez más popular para extraer información de sitios web de forma sencilla y rápida y está empezando a ser utilizada para crear páginas falsas”.

En segundo lugar, estos sitios intentan obtener más credibilidad incluyendo testimonios, pero suelen ser testimonios anónimos, que no pueden ser verificados. Y también incorporan logos copiados de entidades homologadas, aunque no son idénticos y, si nos fijamos bien, aparecen diferencias de color que deberían ponernos sobre alerta.

“Por todo ello, hasta que no estén autorizados en farmacias, donde podríamos filtrar de dónde salen los test e interpretar los datos, no recomendaría estos test rápidos. Mi consejo es que los ciudadanos acudan siempre a centros de análisis clínicos con receta médica por sospecha de COVID-19 pero nunca comprarlos por Internet. Estos test son productos sanitarios cuya venta online no está permitida para particulares”, concluye Paula Fernández.

0

No hay comentarios ¿Te animas?