Cultura

La faceta retratista de Rembrandt a través de 97 obras de 35 artistas del siglo de oro holandés

65ymás

Martes 18 de febrero de 2020

4 minutos

La exposición podrá disfrutarse en el Museo Thyssen hasta el 24 de mayo

Rembrandt (Rembrandt Harmensz. van Rijn)  Autorretrato con gorra y dos cadenas, c. 1642-1643

El Museo Thyssen-Bornemisza ha inaugurado la exposición 'Rembrandt y el retrato en Ámsterdam, 1590-1670', un recorrido por el género del retrato entre los siglos XVI y XVII con la figura de Rembrandt como eje principal en el que se muestra cómo era el mercado antes de su llegada a la ciudad holandesa, así como su ascensión como retratista y el declive de su carrera en este sentido, momento en el que decidió no someterse a las modas.

Así lo ha explicado la jefa del área de pintura antigua de la pinacoteca, Mar Borobia, que ha matizado que la muestra cuenta con un total de 97 retratos -22 de ellos de Rembrandt- de 35 artistas diferentes, procedentes de Amsterdam Museum, el Rijksmuseum de Ámsterdam, el Metropolitan de Nueva York, la National Gallery de Washington y The National Gallery de Londres, así como de colecciones privadas.

"Uno de los objetivos es profundizar en qué es el retrato en Ámsterdam en el siglo de oro de la mano de Rembrandt. Lo que proponemos es un recorrido a lo largo de todo este género viendo qué hay antes de que él llegue, cómo evoluciona el mercado tras su llegada y cómo es el final de siglo con el cambio de gusto al que no se suma Rembrandt", ha subrayado

La exposición, que podrá verse hasta el 24 de mayo y en la que se lleva trabajando desde 2016, está dispuesta en orden cronológico a lo largo de nueve capítulos y comienza con obras de los primeros pintores que se beneficiaron de la creciente demanda de retratos, como Cornelis Ketel, Cornelis van der Voort, Werner van den Valckert, Nicolaes Eliasz Pickenoy y Thomas de Keyser.

El recorrido continua con un espacio centrado en los inicios de Rembrandt como retratista, así como con varias salas que presentan a los "rivales o competidores" del pintor, como van der Helst, Backer o Hals, entre otros, para termina en 'Los años finales' del artista, con obras que muestran cómo se aleja de la moda "de las tendencias elegantes y academicistas".

Rembrandt  Retrato de un hombre en un escritorio
Rembrandt: 'Retrato de un hombre en un escritorio'

 

De este modo, Borobia ha puntualizado que el objetivo es "confrontar" la calidad de todos los pintores y destacar lo que significó Rembrandt para la el género, tratando de explicar qué hace que sus obras triunfen más que las de otros "pintores excepcionales".

"El diálogo va en esa línea, pero también buscamos que se conozca lo que se hacía más allá de Rembrandt. Intentamos crear una panorámica lo más completa posible de cómo esta el retrato en Ámsterdam en esos años y durante todo el siglo", ha indicado.

Conexión entre personajes y espectadores 

Por su parte, la comisaria técnica de la exposición, Dolores Delgado, ha detallado que ésta se ha diseñado a partir de la obra 'Autorretrato con gorra y dos cadenas' (1643), que pertenece a la colección del Museo Thyssen, y trata de reflejar la capacidad de Rembrandt para conectar a los personajes de sus obras con los espectadores. "En algunos de los cuadros parece que el retratado está escribiendo y levanta la cabeza para verte, es algo que no puede no afectarte", ha asegurado.

Thomas de Keyser  Síndicos del gremio de orfebres de Ámsterdam
Thomas de Keyser: 'Síndicos del gremio de orfebres de Ámsterdam'

 

Asimismo, coincide con Borobia en la importancia de que Rembrandt siga su "propia evolución pictórica absolutamente independiente de las modas" y mantenga sus "luces y sombras" cuando sus contemporáneos se "engatusan" por el estilo "afrancesado" que demandan los clientes.

"Esa evolución se produce en la década de 1640 cuando empiezan a entrar corrientes más europeas que hacen que los modelos ya no tengan esa sobriedad, hay elementos como la elegancia que se tiene muy en cuenta, así como el escenario y la composición. Hay una pintura con más color, una tendencia que va a triunfar a finales de siglo, pero Rembrant mantiene su estilo", ha explicado Borobia en este sentido.

A pesar de que ha reconocido que los demás pintores que conforman la muestra son "excepcionales", para Delgado Rembrandt marca una "revolución" porque es el primero en introducir la "narrativa de la pintura de género" en el retrato. Además, ha asegurado que, a su juicio, las "joyas de la corona" son las obras procedentes de la National Gallery de Washington, las del Metropolitan de Nueva York y las de la Royal Academy.

La exposición cuenta además con un espacio dedicado a los retratos de género y de pequeña escala, así como la disposición de los 'tronies', un tipo de retrato holandés en el que no se representa a una persona en concreto, sino el busto de un personaje con determinadas expresiones faciales y con ropajes exóticos o llamativos. La última parte, en cambio, recoge la faceta de grabador de Rembrandt, con una selección de retratos privados y autorretratos.

El comisario de la exposición Norbert Middelkoop, conservador del Amsterdam Museum, ha resaltado el hecho de que España sea el primer país en organizar una exposición sobre la faceta retratista de Rembrandt, con una "yuxtaposición" con sus competidores que permite ver "más fácilmente" cuál es la aportación del artista en este género.

Middelkoop ha recordado que, además de a la élite del momento, los retratista también pintaban a la clase media con el objetivo de crear vínculos más cercanos con la sociedad, algo "muy característico" en la pintura holandesa de la época.

Asimismo, el director artístico del Museo, Guillermo Solana, ha aclarado que esta muestra no es "una mera colección de cápsulas aisladas", sino que cuenta con un "storytelling" porque algunos personajes se repiten y vuelven a aparecer siglos después en otros retratos, tal y como sucede con la hermana del propio Rembrandt.

Solana ha recordado que se realizarán actividades complementarias en torno a este recorrido, entre las que destaca el simposio 'Cara a cara con el retrato en la época de Rembrandt', que tendrá lugar el 9 de marzo. Durante esa jornada, especialistas del retrato y del siglo XVII holandés analizarán cuestiones como la problemática en la atribución de las obras de Rembrandt o el papel que desempeñó el pintor como retratista, entre otros aspectos.

0

No hay comentarios ¿Te animas?