Sociedad

Un futuro inmediato

Alejandro Otero Davila

Viernes 28 de junio de 2019

3 minutos

Comienzan a llegar a los 55 años la generación del 'baby boom'

Un futuro inmediato

Esta nueva generación de prejubilados y jubilados vendrá marcada por la incor­poración de los “seniors boomers”, como consecuencia del crecimiento de las tasas de natalidad en España entre 1958 a 1977, fenómeno que se denominó “baby boom”. Nacieron casi 14 millones de niños, (650.000 anuales); 2,5 millones más que en los veinte años anteriores; y 4,5 millones más que en los veinte años siguientes. Los baby boomers españoles alcanzaran la edad de 65 años – seniors boomers - a partir de 2023/2024, e irá aumentando progresivamente desde esa fecha hasta 2044 aproximadamente.

En los próximos años, los adultos de más de 50 años y los mayores de 65, tendrán un perfil distinto al actual, tanto en niveles educativos, profesionales, económicos y de estatus social, con nuevas mentalidades, con otros enfoques, formas de pensar y de estar en la sociedad.

Por tanto, el perfil de los seniors boomers, que se jubilarán en los próximos 10 ó 15 años, tiene poco que ver con lo que hoy entendemos como perso­nas mayores. Son generaciones con más nivel de estudios, ya que las generaciones que hoy están en torno a los 40 – 45 años han dispuesto de unos estudios medios y superiores, viviendo la enseñanza para todos y en donde la mujer ha tenido acceso a estudios técnicos y superiores en igualdad de condiciones, en consecuencia, serán unos mayores más formados y con más opciones de ocio para su tiempo desocupado.

Un futuro inmediato

Han viajado mucho más; han vivido el cambio a la sociedad de la información, integrando In­ternet en su día a día; son partícipes de las modificaciones en las estructuras familiares, entre ellas, el incremento progresivo de nuevos modelos y la presencia masiva de la mujer en los medios externos a la familia. Han compaginado la vida familiar y laboral, lo que con­figura un marco cotidiano con condiciones distintas a las anteriores generaciones.

Vivirán en una sociedad que experimenta cambios en múltiples esferas, tales como las modificaciones de los sistemas de producción, la globalización, la apropiación de nuevas tecnologías, “Internet de las Cosas”, los roles a desempeñar en una sociedad del conocimiento, automatización, robotización, avances en los medios de comunicación, sociedad de más riesgos, etc.

Todo ello lleva consigo la necesidad de unos planteamientos inno­vadores de adaptación, por lo que la persona mayor debe ser el inicio de un nuevo proyecto. No es volver a empezar, pero sí de vivir una nueva realidad, con nuevas posibilidades de crecimiento, con nuevas cosas con las que dar contenido a lo que se ha sido a lo largo de la vida. Esto supone expectativas diferentes de cara a las últimas etapas de la vida, que además serán mucho más largas, demandando experiencias sociales y actividades, fórmulas para seguir aprendiendo y una aspiración de inde­pendencia aún mayor. También se enfrentará el deseo de retirarse con la necesidad de seguir trabajando.

La pregunta que nos debemos hacer, ¿está la sociedad española preparada para dar respuesta a esta nueva generación de personas mayores, con este perfil, único en nuestra historia y que sucede por primera vez?

CAUMAS, desde los Programas Universitarios de Formación de Mayores (PUM), es consciente de este nuevo mundo y de la necesidad de formación que se nos llega, por ello comienza el proyecto para acoger a esta nueva generación y proponer a las Universidades Españolas la formación en ese nuevo proceso de envejecimiento y la nueva etapa de la vejez, con una asignatura dedicada exclusivamente a conseguir este objetivo.

Parámetros de la cultura del envejecimiento

Escribe D. Enrique Pozón Lobato en el Libro Blanco de CAUMAS:
Afrontar el transcurso de los años con actitud participativa, de realización personal, creativa, intelectual, con un concepto y percepción positiva, reconocida socialmen­te, signo y resultado del desarrollo social y económico. Conjunto de valores consi­derados como parámetros que definen la cultura del envejecimiento, generadora de un espacio en el agregado de culturas diferenciadas que conforman la sociedad.

Decía Angela Davis, activista afroamericana, antirracista y feminista, profesora del Departamento de Historia de la Conciencia, en la Universidad de California en Santa Cruz, Estados Unidos:
“No estoy aceptando las cosas que no puedo cambiar, estoy cambiando las que puedo aceptar”

 


Alejandro Otero Davila

Alejandro Otero Davila
Vicepresidente de CAUMAS y Responsable de Comunicación

Fuentes para realizar este texto:
​El libro Blanco de CAUMAS.  Asignatura pendiente en el siglo XXI. M-2953-2018

2
Conchi Hace 2 meses
Muy interesante Alejandro, Gracias por seguir incansable Apoyando el envejecimiento activo.
Alejandro Otero Hace 2 meses
Gracias Conchi, que has participado en poner en marcha, sete proyecto al principio de esta década. Un abeazo
maría jesús garcés sánchez Hace 2 meses
Un texto ágil, documentado y necesario. estoy completamente de acuerdo en el contenido y el continente del escrito.