Sociedad

Los mayores rozan el riesgo extremo de contagio de Covid en tres provincias, pese a la vacuna

Pablo Recio

Sábado 17 de julio de 2021

5 minutos

Barcelona, Burgos y Palencia tienen incidencias en mayores superiores a los 200 casos

Los mayores se siguen contagiando en esta quinta ola aunque el 90% han recibido dos dosis
Pablo Recio

Sábado 17 de julio de 2021

5 minutos

Las personas mayores se están contagiando menos durante esta quinta ola respecto a las tres primeras. Sin embargo, la incidencia acumulada en este grupo de población está aumentando, de forma lenta, a medida que suben los casos en otras franjas sin vacunar. 

Así, aunque el 90% de los que tienen más de 60 años han recibido ya dos dosis, la curva de contagios de este grupo de edad todavía asciende. Eso sí, no de manera exponencial, como sí sucede en las franjas más jóvenes y como ocurría con los mayores durante el resto de olas.     

Captura de pantalla 2021 07 16 a las 9.33.33
Fuente: Ministerio de Sanidad. 

Barcelona, Burgos y Palencia en riesgo para los mayores

En concreto, por poner un ejemplo, en la actualidad y con datos publicados el 14 de julio por el Instituto de Salud Carlos III, las personas de entre 20 y 29 años pasaron, en tres semanas, de una incidencia a 7 días de 202 casos por cada 100.000 habitantes a una de 784, mientras que los que tienen entre 70 y 79 años incrementaron su incidencia semanal de 11 a 35 casos.

Es más, ni siquiera en el segmento de entre 60 y 69 años –que no ha recibido en su totalidad todavía la pauta completa– el incremento de la transmisión resulta comparable al de edades más jóvenes –pasaron de 25 casos a 85 en tres semanas–. 

No obstante, preocupa que en algunas provincias esta incidencia en mayores sí que sea superior. Con datos también del Instituto de Salud Carlos III, en Barcelona, a 15 de julio, la incidencia de mayores de 65 años era de 228 a 15 días, en Burgos, de 214 y, en Palencia, de 205. Una situación, que podría tener relación con que el virus circula más en estas provincias que en el resto del país. 

Captura de pantalla 2021 07 16 a las 9.34.19

 

Fuente: Ministerio de Sanidad, a día 15 de julio. 

Las vacunas protegen, aunque no del todo

En cuanto a las razones por las que se da este aumento de los casos en mayores, la principal hipótesis es que las vacunas que existen actualmente no protegen del todo de la infección, si bien, también hay que tener en cuenta que la franja de 60 a 69 años no está del todo cubierta y que un pequeño porcentaje de personas más mayores no se han vacunado.

Y esta falta de protección total de las vacunas es algo que se empezó a observar en los ensayos clínicos y en las residencias de mayores en febrero y marzo: una parte más o menos pequeña de los contagiados son, con las variantes actuales, personas vacunadas que no se hayan inmunizado completamente.

Con todo, todavía se desconoce exactamente qué porcentaje de ellos serán asintomáticos –aunque se sabe que gran parte de ellos lo son–, cuántos tendrán cuadros leves o quiénes deberán ser hospitalizados si se trata de mayores y de qué va a depender. 

Captura de pantalla 2021 07 16 a las 12.15.36

 

Fuente: Instituto de Salud Carlos III del Ministerio de Sanidad. 

Baja la letalidad

De lo que sí que se tiene conocimiento es que, por ahora, no están ingresando un gran número de vacunados mayores en los hospitales. Incluso, la letalidad en caso de hospitalización en personas muy mayores –80 años– ha bajado considerablemente desde el mes de marzo, de cerca del 50% a casi el 30%, lo que podría tener relación directa con que la amplia mayoría de ciudadanos de esas edades estén vacunados. 

Además, la edad media del ingresado actualmente es menor de 50 años e incluso en algunas CCAA inferior a los 40, un dato muy alejado respecto a las primeras olas. 

Captura de pantalla 2021 07 16 a las 12.39.18
Fuente: Instituto de Salud Carlos III, datos de contagios desde marzo de 2021.

 

Por último, esta tendencia, es decir, que se contagien menos mayores y los síntomas sean menos graves, se comienza a trasladar también a los gráficos de mortalidad esperada y observada respecto al año 2019. Una curva, que cada vez se acerca más a patrones prepandémicos, por lo que se podría decir que estaríamos, al menos, en términos de mortalidad, saliendo de la epidemia.

No obstante, en cuanto a infecciones no se puede decir lo mismo y, por ahora, estar vacunado y ser mayor no significa obligatoriamente no contraer la infección o, al menos, no ser positivo a una PCR. Eso sí, con los datos en la mano, se podría decir que el vacunarse reduce, manteniendo una vida más menos normal, el riesgo de infectarse. 

Sobre el autor:

Pablo Recio

Pablo Recio

Pablo Recio es periodista especializado en sociedad y salud, es graduado en Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid y comenzó su carrera profesional en el diario El Mundo cubriendo información cultural y económica. 

En 65Ymás, ha contado el drama vivido en las residencias durante la pandemia y ha sacado diferentes exclusivas de impacto como 81 menús de residencias de mayores, a examen: "Baja calidad nutricional y abuso de procesados"que fue citado en una comisión de investigación en la Asamblea de Madrid. 

Además, es cofundador de la radio online Irradiando y cuenta con un máster en Gobernanza y Derechos Humanos por la Universidad Autónoma de Madrid y otro en Periodismo por el CEU San Pablo/Unidad Editorial. 

… saber más sobre el autor