Tecnología

¿Cómo debe ser un disco duro portátil para que te sea útil?

Rosa María Torres

Domingo 5 de mayo de 2019

1 minuto

Un disco duro portátil es muy fácil de instalar y lo puedes transportar de una computadora a otra

Disco duro portátil en un ordenador
Rosa María Torres

Domingo 5 de mayo de 2019

1 minuto

Los discos duros son la mejor alternativa para transportar los archivos de tu ordenador de un lado para otro y, lo más importante, para mantener a salvo la seguridad de los datos, las fotos o los vídeos que en él residen. Sin embargo, no solo hay que tener en cuenta su utilidad, sino también las características de cada modelo como, por ejemplo, la velocidad, el tamaño o la resistencia.

Qué dimensión y capacidad debes elegir

A la hora de escoger un disco duro externo es importante que el tamaño físico no sea demasiado grande ni tampoco muy pesado, para poder trasladarlo sin que sea una carga. De esta manera, podrás llevarlo contigo mientras estás de vacaciones o incluso al trabajo. Por lo tanto, en cuanto a dimensiones, un formato pequeño y ligero sería el comprendido entre 1,8 y 2,5 pulgadas.

Si, por el contrario, no vas a sacarlo de casa, lo mejor es un disco duro de sobremesa. Estos habitualmente tienen un formato de 3,5 pulgadas, el mismo que los discos internos de tu ordenador, por lo que tanto sus dimensiones como su peso son mayores.

Después del tamaño, lo siguiente que debes tener en cuenta es la capacidad de almacenamiento, que dependerá del uso que quieras dar a dicho dispositivo. 500 gigas es la capacidad mínima y 12 terabytes la máxima. Por poner un ejemplo ilustrativo, en un disco duro de 6 terabytes podrás almacenar hasta 1.600.000 fotografías, 615 horas de vídeo y aproximadamente 2.000.000 de canciones. ¿Un consejo? Es mejor que sobre espacio a que falte. Por supuesto, su valor también varía: los modelos de 2 terabytes suelen rondar los 60 euros, mientras que los de 3 terabytes casi siempre doblan esa cantidad.

Disco duro portátil (bigstock)

Seguridad y compatibilidad

La seguridad es igualmente un punto fundamental. Por suerte, muchos discos duros tienen sistemas de máxima seguridad con cifrado, software de protección específico y otras herramientas muy útiles. Asimismo recuerda mirar que incluyan conexión USB 2.0, USB 3.0 o USB 3.1; Thunderbolt, Thunderbolt 2 o Thunderbolt 3; e incluso conectividad WiFi.

El precio

Por su parte, el abanico de precios es inmenso. En este sentido, los de plástico, que son a su vez más ligeros, son más económicos. En cambio, los modelos con acabados en metal y cristal resisten más, pero también son más caros. Por lo tanto, si vas a llevarlo siempre contigo es mejor optar por un material más cómodo, como el plástico.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?