Tecnología

Domótica, tecnología para una casa futurista

Ignacio Casanueva

Viernes 29 de mayo de 2020

2 minutos

Domótica, tecnología para una casa futurista

En otras ocasiones ya hemos mencionado que la tecnología ha invadido nuestra vida, y no hay mayor ejemplo que nuestra casa. Aparatos electrónicos, wifi, comandos de voz… nos permiten interactuar con nuestro hogar. A esto se le llama “domótica

Domótica es la conjunción de la palabra domus o casa, en latín, y robótica. El objetivo de esta tendencia es automatizar una vivienda, integrando la tecnología en los sistemas de seguridad, en la gestión energética, en las comunicaciones y en cuestiones vinculadas al bienestar y la seguridad hogareña.

domotica en el hogar (bigstock)

 

¿Cómo funciona? Gracias a la información que proviene de sensores o entradas, al procesarla  y emitir órdenes a unos actuadores o salidas, en este caso, los electrodomésticos o aparatos que queremos automatizar.

La domótica ha ido avanzando en los últimos años como una rama más de la tecnología.  Hoy contamos con una oferta interesante de soluciones y productos para viviendas y oficinas ya que cada vez más aparatos y aplicaciones están rebajando su precio al adaptarse a esta opción. Además, gracias a la evolución tecnológica, son más fáciles de usar y de instalar.

domótica en el hogar (Bigstock)

 

Entre los beneficios de dejar que la tecnología se ocupe de ciertas tareas están el ahorro de energía y tiempo, beneficiándonos, a la vez, con mayor seguridad y confort. La clave está en empezar a tener en cuenta el factor “smart” en las tecnologías que sumemos a la casa. Esto es, que puedan conectarse a internet o interactuar con otros dispositivos a través de bluetooth.

Antes de empezar a comprar artefactos pensando que nuestra casa así será futurista, hay que tener en cuenta cuestiones ligadas a compatibilidades y temas de conexión. Algunos consejos:

  • Planificación y largo plazo: si pensamos construir o remodelar, podemos incluir en el presupuesto la domotización del hogar ya que esta inversión inicial se amortiza en menos de 10 años y permite ahorrar energía en un 20 por ciento.
  • Adaptación progresiva: el proceso se puede hacer de forma escalonada. Por ejemplo, se puede empezar con el hub o control central y un set de adaptadores para luego ir avanzando
  • Compatibilidad: En relación con el consejo anterior. Es bueno pensar estratégicamente qué sistemas vamos a utilizar porque Apple, Google y Samsung ofrecen distintas alternativas prácticas de buena calidad que suelen ser compatibles con todos los artefactos inteligentes del mercado.
  • Conexión: uno de los mayores problemas a la hora de llevar a cabo la tecnologización del hogar es la red inalámbrica. Hay que asegurarnos que la velocidad de nuestro internet es la más óptima.
  • Funciones: Una vez que hicimos el diseño y la estrategia de domotización, habría que definir qué funciones queremos incluir en el sistema. Estas son algunas de las opciones que podemos tener con la domótica:
    • Iluminación inteligente
    • Sistema de calefacción automatizado
    • Control de la temperatura
    • Seguridad del hogar
    • Personalización de los espacios (luces, sonidos, ambiente…)

La domótica nos acerca a las casas del futuro en el que nuestras tareas se automatizan y nos permiten etner más beneficios y sobre todo más tiempo para disfrutar de un hogar más personalizado. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?