Tecnología

El ocio entre las nuevas generaciones y sus padres está condicionado por las tecnologías

Teresa Rey

Sábado 6 de abril de 2019

2 minutos

Los niños prefieren estar con amigos o el móvil

El ocio entre nuevas generaciones y mayores está condicionado por las tecnologías (Bigstcok)

La forma de relacionarse entre padre e hijos, nietos y abuelos, en definitiva la interacción entre las nuevas generaciones con los mayores, ha cambiado. Este es un hecho que cada vez constatan más nuevos estudios e informes, el más reciente es el titulado Hábitos de Ocio Familiar desde la Irrupción de las Nuevas Tecnologías, realizado por Ipso para Oreo (@oreo), la marca de galletas. Mientras que a seis de cada diez padres les gustaría pasar más tiempo con sus hijos, más de la mitad de ellos considera que está bastante tiempo con sus progenitores, y el 29% prefiere jugar delante de una pantalla, ya sea móvil, ordenador o consola. De este modo, el análisis verifica cómo las nuevas tecnologías siguen irrumpiendo en el ocio familia.

¿Tiempo suficiente?

El 53% de los hijos considera que está suficiente tiempo con sus progenitores. Y, mientras el 71% de los padres prefiere pasar su tiempo de ocio en familia, la mitad de los niños encuestados se decantan por sus amigos, o bien jugando con la consola o el móvil, más que a otro tipo de juegos”, ha explicado Javier Maldonado, consultor de Ipsos.

Los padres adolecen de ese tiempo, sin embargo sus jornadas laborales, de ocho horas en la mayoría de los casos, les impiden disfrutar de sus hijos todo lo que les gustaría, por ello deben acudir a los abuelos para que se hagan cargo de los pequeños. De hecho, solo el 37% de los progenitores pasa el tiempo libre con sus descendientes.

Los juegos de mesa y la calle sobreviven

Además, el ocio ha cambiado, y en ello han tenido mucho que ver las nuevas tecnologías. Padres y niños las usan para relacionarse, y los adultos también pasan mucho tiempo delante de las pantallas. Cada vez es más habitual ver en el salón de casa a cada miembro de la unidad familiar, conectado a distintos dispositivos y en muy pocos a un solo común, que hasta no hace mucho era la televisión.

Más de la mitad de los niños encuestados prefiere jugar a la consola o al móvil o pasar el tiempo con sus amigos. Las edades influyen, los chavales entre los 8 y 12 años prefieren jugar con sus padres, pero entre los 12 y 16 años se decantan más por los amigos.

La única actividad de ocio familiar que parece estar sobreviviendo a las nuevas tecnologías son los juegos de mesa. Según el estudio, estos si los comparten padres e hijos, de hecho “un 80% de los adultos asegura haber jugado con sus hijos en el último año a alguno de estos juegos y el 82% de los hijos también, mientras que la televisión se ha quedado como una medida de entretenimiento residual para todos los miembros de la familia”.

Otro dato que desmarca a las nuevas tecnologías también, es que un porcentaje muy alto de los niños prefiere jugar fuera de casa, el 81% en edades entre 8 y 12 años, y un 35% en los jóvenes de entre 12 y 16 años. Es más, según el informe el 75% de los niños juega en la calle de forma habitual.

0

No hay comentarios ¿Te animas?