Sociedad

Trabajadores de las residencias de mayores: "En la merienda y cena se alcanzan niveles de horror"

Pablo Recio

Jueves 31 de octubre de 2019

3 minutos

Miembros de UGT y CCOO valoran los menús que se dan en las residencias de la Comunidad de Madrid

Los trabajadores de las residencias : "En la merienda y cena se alcanzan cuotas de horror"

Lee aquí la exclusiva de 65Ymás: 81 menús de residencias de mayores, a examen: "Baja calidad nutricional y abuso de procesados"

Tras la publicación de un reportaje de investigación en el que tres nutricionistas analizaban para 65Ymás 81 menús de cinco residencias en la Comunidad de Madrid (Parque de los Frailes, San Fernando de Henares, Peñuelas, Ensanche de Vallecas y Usera) y detectaban que faltaban alimentos nutritivos, se abusaba de frituras y se empleaban demasiados ultraprocesados, este medio ha querido ponerse en contacto con los sindicatos mayoritarios, CCOO (@CCOO) y UGT (@UGT_Comunica), para conocer más de cerca esta realidad. 

Diagrama interactivo con las valoraciones de las nutricionistas sobre los 81 menús analizados. 

 

Así, según asegura Andrés Santana, uno de los responsables de Dependencia de CCOO, reciben "quejas constantes por parte de familiares y trabajadores denunciando la baja calidad de las comidas en muchas residencias de la Comunidad de Madrid".

Para el sindicalista, la causa se debe a la "externalización" y al bajo precio que se paga por la comida. "Las empresas han convertido la alimentación en las residencias en un asiento contable", sostiene. Y apunta que es algo que, al final, "afecta a la salud de los usuarios". "La comida es muy importante. Por ejemplo, con un déficit nutricional, las escaras nunca van a sanar del todo", ejemplifica. Y añade que "en la merienda y la cena se alcanzan niveles de horror". "En algunas, se les da una loncha de jamón con trocitos de queso o una empanadilla fría. No hay variedad ni capacidad de elegir", ejemplifica.

Por ello, el dirigente sindical considera que "falta un debate sobre qué queremos para nuestros mayores". "Parece que en residencias todo se permite. No se puede seguir ignorando constantemente esta situación", afirma. 

Por otra parte, Santana denuncia que la falta de personal también afecta al servicio de restauración de las residencias. "Cuando un auxiliar tiene que dar de comer a 15 personas a la vez, los residentes engullen", sentencia. Y matiza que "los profesionales intentan hacerlo lo mejor posible. Es un maltrato institucionalizado". Además, el sindicalista pide que haya "mayores controles de los estándares de calidad".

Empanadillas peñuelas 2.
Un ejemplo de plato de una de las residencias analizadas. 

Diferencias entre centros públicos y concertados

"Tenemos que dividir entre residencias de gestión pública y concertada, porque en materia de comidas, no hay comparación entre ellas", señala la secretaria de Políticas Sociales y Sector Público de UGT-Madrid, Eva López. "En principio, en las públicas se come bastante bien. Hay algún fallo, pero es menor", asegura. 

Además, López sostiene que se gasta más dinero por menú en estos centros que en los concertados. Del mismo modo, la sindicalista afirma que se exige mayor formación en las residencias de la Agencia Madrileña de Atención Social (públicas). 

Aun así, la secretaria relata que, en el pasado, la calidad en los centros públicos gestionados por la Comunidad era mayor. "Cuando entró Esperanza Aguirre hubo un cambio muy grande. Recuerdo que, antes, los yogures eran Danone y pasamos a marca blanca", apunta. 

En cuanto a los centros concertados y de gestión indirecta, López entiende que "en muchos sitios hay dos menús a elegir pero al día siguiente no queda de lo que han pedido". "También hemos recibido quejas de que se agua la leche y el zumo", denuncia. Del mismo modo, afirma, la carne suele ser de "baja calidad". "Suelen hacerla guisada pero tiene muchos nervios. Al final, acaban por no comersela", señala. 

Jamón.
Menú de una de las residencias analizadas. 

Soluciones

Finalmente, los sindicatos proponen soluciones para aumentar la calidad de las comidas en residencias. Ambos coinciden en que habría que aumentar el personal y la cuantía destinada para elaborar los menús, aunque aseguran que no es fácil, sobre todo en el modelo público de gestión privada.

"Tú puedes poner en los pliegos, por ejemplo, que se tome carne dos veces a la semana y pescado tres, pero lo que no puedes decir es que ese filete sea de ternera blanca", comenta la secretaria de Políticas Sociales y Sector Público de UGT-Madrid. Sin embargo, también matiza que se deberían modificar los requisitos a la hora de darle la gestión de un centro a determinadas empresas porque, "en comida, es típico que suelan ahorrarse costes". 


Si eres usuario, familiar o trabajador de una residencia y quieres realizar alguna denuncia no dudes en hacernos llegar la información a info@65ymas.com.

1
Lidia Hace 1 mes
Seguramente te interesa como información.