Practicopedia

¡Mucho cuidado! Alimentos que pueden ser mortales para tu gato

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Miércoles 5 de junio de 2019

2 minutos

Los animales suelen ser muy sensibles a algunos alimentos que el ser humano consume habitualmente

Alimentos que pueden resultar mortales para tu gato

Alimentar a tus mascotas con tu propia comida es uno de los hábitos más frecuentes entre los amantes de los animales. Sin embargo, muchos de los productos que incluyes en tu dieta y que benefician a tu organismo pueden ser realmente dañinos para tu gato, pues su sistema digestivo no asimila de igual manera los nutrientes o sustancias que forman parte de su composición. Por ejemplo, al igual que ocurre con los perros, el chocolate y el café son dos de los alimentos más perjudiciales, pues las metilxantinas que contienen pueden causar alteraciones en el ritmo cardíaco de los felinos. ¿Qué otros ingredientes debes mantener alejados de ellos?

Pescado crudo

Aunque los gatos siempre hayan estado vinculados a este manjar, lo cierto es que su consumo entraña algunos riesgos. En primer lugar, el pescado crudo no solo puede incluir mercurio o bacterias perjudiciales para el animal, también una enzima que destruye la vitamina B1, esencial para el correcto desarrollo del mismo. Además, las espinas del pescado pueden provocar desgarros. Ante estos problemas, lo mejor es alimentarlos con comida específica para dicha especie o, en su defecto, pescado previamente cocinado.

Cebolla y ajo

Estos dos ingredientes, fundamentales en la dieta del ser humano, pueden causar auténticos estragos en la salud de tu gato. ¿Cómo? A través de la irritación del sistema gastrointestinal o la irrupción en la producción de células rojas en la sangre. No obstante, ambos efectos solo serán patentes si el animal consume grandes cantidades.

Gato bebiendo leche

Leche

Al igual que ocurre con el pescado, siempre hemos creído que un cuenco de leche es ideal para alimentar a los felinos. Nada más lejos de la realidad, pues los gatos adultos son intolerantes a la lactosa. Por lo tanto, su consumo puede desencadenar problemas digestivos de suma importancia.

Alimentos grasos

Dentro de este grupo encontramos el bacon, la mantequilla, el aguacate, los frutos secos, los embutidos o los quesos curados. Su gran aporte de grasas (normalmente saturadas), una sustancia prohibida en la dieta de los gatos, puede provocar pancreatitis, es decir, la inflamación del páncreas, que suele ir acompañada de pérdida de peso, diarrea acuosa, vómitos e incluso la enfermedad inflamatoria intestinal.

Huevos crudos

En este caso, la causante del problema es la avidina, una sustancia presente en dicho alimento que impide la absorción de las vitaminas del complejo B, responsables del sistema nervioso, la visión, el apetito, la metabolización de las grasas y las proteínas o la producción de células sanguíneas. Todas estas funciones podrían verse reducidas por el consumo de huevos crudos.

0

No hay comentarios ¿Te animas?