Practicopedia

4 beneficios físicos y 3 psicológicos de la risa

Anna Blanco

Foto: Bigstock

Lunes 11 de mayo de 2020

2 minutos

Pensemos en algo bueno que nos haya pasado y seguro que se nos dibuja una sonrisa. ¿Por qué será?

bigstock Man Senior Bearded Cheerful Pe 313588006

"Manifestar alegría, placer o felicidad mediante ciertos movimientos de la boca, los ojos y otras partes de la cara, acompañados de la emisión de una serie de sonidos explosivos e inarticulados". De esta definición del verbo reír quedémonos con los sentimientos de alegría, placer y felicidad porque son la clave para entender el porqué es importante que la risa esté presente en nuestras vidas y, si es necesario, la conveniencia de forzarla para un mejor equilibrio tanto emocional como físico. 

Al reírnos, el córtex del cerebro se activa y libera impulsos eléctricos tan solo un segundo después de empezar a reír, expulsando así toda la energía negativa de nuestro cuerpo. En este proceso se liberan endorfinas (químicos naturales que actúan como potentes analgésicos y estimulan los centros de placer creando situaciones satisfactorias que contribuyen a eliminar el malestar) y una hormona llamada dopamina (muy relacionada con los estados del bienestar psicológico). Al mismo tiempo, los niveles de cortisol (la hormona del estrés) disminuyen notablemente.

 

bigstock Senior Woman Speaking On Cell  354464240

 

Este proceso físico que experimenta nuestro cuerpo al reír, genera una serie de beneficios tanto físicos como emocionales que vale la pena tener muy presentes.

Los principales beneficios físicos son:

  • Al reír a carcajadas activamos más de 400 músculos que no utilizamos habitualmente. Así, reírse un buen rato puede ser similar a un ejercicio físico moderado. 
  • Además, al contraer abdomen y diafragma al reír, quemamos grasa corporal y facilitamos el proceso digestivo. 
  • Nuestro sistema inmunológico sale fortalecido ya que se generan anticuerpos que se encargan de luchar contra virus y bacterias. 
  • Y, cuando reímos a carcajadas, oxigenamos mejor nuestro organismo, puesto que aspiramos el doble de aire que con una respiración normal.

Respecto a los beneficios psicológicos destacaremos:

  • La risa nos hace felices a nosotros y a la gente que nos rodea y mejora nuestras relaciones sociales.
  • Sonreír también es una potente arma para combatir los pensamientos negativos ya que tiene un efecto positivo en nuestro estado de ánimo. Cuando estamos de buen humor, es habitual que generemos más pensamientos positivos.
  • Tomarse la vida con sentido del humor e, incluso, saber reírnos de nosotros mismos, nos permite una mejora de nuestra autoestima

Vistos todos los beneficios, es lógico pensar que es más que conveniente procurar sonreír o reír el máximo número de veces posible y, aún más, en esta etapa por la que estamos viviendo. Y esto no significa ignorar los problemas que nos rodean o reírse de las desgracias, sino la necesidad de aprovechar sus beneficios para coger fuerzas y afrontar el futuro con optimismo. Por tanto, es importante dar prioridad a aquellas actividades que nos hagan felicidades como puede ser cantar o bailar; rememorar experiencias o recuerdos que nos generen una sonrisa, buscar el contacto con aquellas personas que nos hagan sentir bien o ver series y películas que nos aseguren un buen número de carcajadas. En definitiva, se trata de ponerlo fácil para que una sonrisa ilumine nuestra cara. 

Hagamos caso, pues, de un sabio consejo de Charles Chaplin cuando dijo que 'un día sin sonreír, es un día perdido'. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?