Cómo

Cómo eliminar el olor a pescado de las manos

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Viernes 4 de octubre de 2019

1 minuto

El pescado es uno de los alimentos más nutritivos, pero su olor a veces resulta desagradable

Cómo eliminar el olor a pescado de las manos

No es ningún secreto las propiedades nutricionales que aporta a nuestro organismo el consumo de pescado, un alimento rico en vitaminas del grupo B, ácidos grasos Omega-3, proteínas de alto valor biológico y minerales como el yodo, el potasio, el hierro y el calcio, entre otros. Esta combinación de elementos nos ayuda a mejorar la memoria y la concentración, fortalece tus huesos, disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares y aumenta las defensas.

Lamentablemente, muchas personas rechazan su consumo por el sabor tan intenso de algunas variedades, un prejuicio que también afecta a su aroma, igual de penetrante y, para algunos consumidores, hasta desagradable. Además, ese olor se queda impregnado en nuestras manos a la hora de cortarlo y cocinarlo, lo que aumenta todavía más esa aprensión.

Si te gusta incluir el pescado en tu dieta diaria, pero tienes este problema con su peculiar perfume, no te preocupes pues existen varios remedios caseros capaces de eliminarlo por completo. ¿Cuáles son los mejores?

Cómo eliminar el olor a pescado de las manos

Recurre a elementos 100% naturales

Aunque nuestro primer impulso sea lavarnos las manos con agua y jabón, este tándem tan habitual a veces puede resultar insuficiente. En su lugar, opta por otros productos naturales como, por ejemplo, el vinagre y el limón. Enjuaga tus manos con dichos ingredientes o déjalas en remojo un par de minutos, frota concienzudamente y enjuágalas con agua. Repite este proceso tantas veces como sea necesario hasta acabar con el mal olor.

Otro de los alimentos de consumo diario que puede ayudarte en este sentido es el café, cuyo aroma también destaca por su intensidad. En este caso, debes emplear café molido, frotarlo en tus manos durante unos minutos, retirar el producto y lavarlas de nuevo con agua y jabón. Así de sencillo. Y si ese día no tienes café en casa, puedes hacer el mismo procedimiento con sal y azúcar.

Puede parecer un potingue un tanto extraño, pero eso no significa que no sea efectivo. Mezcla en un recipiente un poco de jabón de manos y aceite de oliva, a ser posible con un nivel alto de acidez. Impregna tus manos con este remedio improvisado, frótalas bien durante unos minutos y enguágalas finalmente con agua y jabón convencional. El olor a pescado habrá desaparecido.

0

No hay comentarios ¿Te animas?