Cómo

Cómo eliminar la grasa del horno y del microondas

Teresa Rey

Sábado 4 de mayo de 2019

2 minutos

Con bicarbonato de sodio, vinagre blanco, limón y agua caliente se obtienen resultados rápidos

Cómo eliminar la grasa del horno y del microondas (Bigstock)

Tanto el horno como el microondas son dos de los electrodomésticos del hogar que más cuestan limpiar. La grasa se incrusta como en ningún otro lugar y a veces por mucho que frotemos es imposible eliminarla. La solución pasa por encontrar los productos idóneos para conseguir que ambos aparatos queden impolutos.

Limpieza del horno

En el caso del horno nos hacen falta tres ingredientes para crear una pasta casi milagrosa, bicarbonato de sodio, vinagre blanco de limpieza y agua. Deberemos coger un bol o cualquier recipiente hondo que podamos introducir en el horno.

A continuación echamos el bicarbonato, agua caliente y el vinagre. Veremos que se produce una reacción y se empieza a formar una especie de espuma blanca. Con los guantes de limpieza puestos cogemos un estropajo y lo untamos para después esparcir con pequeños toques por toda la superficie del horno, pero sin frotar. Después, introducimos el bol en el horno.

Podemos hacer dos cosas, cerramos el horno y dejamos actuar durante varias horas o toda la noche, y esperar, o bien encender el horno a 100º C durante 45 minutos. Pasado el tiempo escogido pasamos de nuevo el estropajo y observaremos cómo la suciedad sale sola. Esta es una de las soluciones más efectivas para acabar con la grasa.

Limpieza del microondas

El bicarbonato de sodio es también una opción para limpiar el microondas. Basta con espolvorear un poco del producto sobre una esponja húmeda y pasarla por todo el aparato. Luego aclaramos bien con agua y una bayeta para que nos quede brillante.

Otro truco es emplear un limón. Lo podemos exprimir o cortarlo por la mitad. En ambos casos lo debemos poner en un recipiente con agua, a la que podemos añadir un poco de bicarbonato o una rama de perejil.

Lo encendemos a máxima potencia unos cinco minutos hasta comprobar que se ha empañado con el vapor generado. Cuando veamos que el cristal del microondas está húmedo o incluso empecemos a oler el aroma que desprende el limón, entonces ya estará listo. Al retirar el recipiente debes tener cuidado de no quemarte.

El vapor que ha desprendido la mezcla es lo que te dejará quitar la suciedad acumulada con una simple bayeta. A la par, gracias al limón, el microondas desprenderá un aroma agradable.

Podemos hacer el mismo proceso, solo que en vez de usar limón emplearemos vinagre blanco. Lo único es que no queda aromatizado.

Ambos elementos se pueden utilizar también para limpiar el horno. Aunque en este caso la mezcla de agua con limón o vinagre debe dejarse durante unos 30 minutos a 200 ºC.

0

No hay comentarios ¿Te animas?