Cómo

Cómo lavar adecuadamente tus prendas de cashmere

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Sábado 14 de septiembre de 2019

2 minutos

El cashmere es un tipo de tejido que proviene de una de las lanas de cabra más exclusivas del mundo

Cómo lavar adecuadamente tus prendas de cashmere

El cashmere es uno de los tejidos más exclusivos y mejor valorados del sector textil, debido a unas cualidades que lo hacen único en su especie. Procedente de la Capra Hircus, una cabra que habita en las zonas más frías de Nepal, Mongolia y el Himalaya, este material matienen muy bien el calor en comparación con otros materiales. Se trata de la primera capa de pelo de dicho animal, por lo que también es muy suave y ligera, lo que protege a las personas de piel sensible contra los problemas alérgicos.

Por otro lado, es transpirable y biodegradable, absorbe la humedad y, según explican los expertos, sus fibras reaccionan a la temperatura corporal, haciendo que el individuo se sienta de lo más cómodo y seguro sin importar el clima. Sin embargo, el cashmere también es un tejido muy caro y delicado, pues el proceso de extracción solo tiene lugar cuando el animal muda su pelo, lo que conlleva una técnica manual de mucha destreza.

Bajo esta premisa, si tienes la suerte de contar con una prenda de cashmere en tu armario, debes cuidarla como se merece no solo a la hora de usarla, también durante el proceso de lavado. ¿Cómo debes hacerlo para que esta no sufra ningún daño?

Cómo lavar adecuadamente las prendas de cashmere

Consejos para lavar tus prendas de cashmere

A pesar de la creencia popular, la ropa de cashmere no se deteriora con los lavados, aunque tampoco es preciso hacerlo con demasiada asiduidad debido a sus características. No obstante, sí debes evitar algunas pautas que pueden influir negativamente en su estado y composición.

  • Nunca utilices agua caliente para limpiar el cashmere, solo conseguirás que encoja y se apelmace.
  • Muchas personas prefieren lavar a mano su ropa de cashmere, pero ahora hay multitud de lavadoras que incluyen programas especiales para este tipo de prendas. Debes escoger el que esté destinado a la lana, que sea en frío y delicado.
  • Debido a su textura, también se recomienda meter la prenda en cuestión en una bolsa de rejilla para que no se enganche en el tambor de la lavadora.
  • En cambio, si decides lavarla a mano, nunca la retuerzas ni la frotes. Debes intentar eliminar la suciedad presionando la ropa con el agua mezclada con jabón. Este consejo sirve también a la hora de escurrirla, nunca la estrujes en exceso.
  • Asimismo, para enjuagarla debes emplear agua que esté a la misma temperatura que la anterior. Un cambio brusco puede hacer que encoja.
  • Finalmente, no cuelgues una prenda de cashmere para secarla, mejor extiéndela en una superficie plana sobre una toalla para eliminar el exceso de agua. Lo más importante es que no modifiques su forma original, pues podrías ensancharla y ya no quedaría como antes.
0

No hay comentarios ¿Te animas?