Cómo

Prácticos consejos para que no se te resista la colocación del papel pintado

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Domingo 12 de mayo de 2019

1 minuto

No hace falta ser profesional pero sí tener cuidado para que quede perfecto sin arrugas ni burbujas

Salón con papel pintado
Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Domingo 12 de mayo de 2019

1 minuto

El clásico gotelé en las paredes de nuestra casa tiene los días contados. Las nuevas tendencias decorativas apuestan por vistosos y coloridos papeles pintados para darle un toque único a las estancias de nuestro hogar, al igual que ocurría unas décadas atrás. Si te has animado a decorar una habitación con estos originales acabados te contamos los trucos necesarios para colocarlos de una forma profesional y que no desesperes a la hora de pegarlos. 

Antes de nada, haz un repaso a todos los materiales que necesitas para llevar a cabo esta actividad de bricolaje: papel pintado, cola para empapelar, rodillo y esponjas, espátula, metro, tijeras, un nivel y una escuadra para dejarlos rectos y perfectos. Imprescindible, un poco de paciencia y algo de maña. 

Antes de colocar el papel pintado

De forma previa tienes que hacer un repaso al estado de la pared que quieres empapelar. Debes estar lisa para que el papel se adhiera perfectamente. Si hay gotelé o restos de un antiguo papel pintado es el momento de quitarlos, así como de reparar todos los desperfectos que haya. Grietas, agujeros o desconchones que pueden arreglarse con material de relleno aplicado con una espátula. 

Una vez seca la pared, líjala y ya está lista para empapelar. 

Pasos para un acabado perfecto

La mayoría de los fabricantes de papel pintado comparten las mismas instrucciones a la hora de colocarlo. Pero nunca está de más hacer un repaso a las mismas por si hay algunas consideraciones previas que no debes olvidar. Una vez hecho esto, nos ponemos manos a la obra:

  • Asegúrate de que el primer pliego de papel está recto y para ello marca una línea con un lápiz y con la ayuda de un nivel. 
  • Dale cola para empapelar a la pared y un poco al rollo de papel. Un truco: enrolla ese pliego al contrario de como venía en el paquete para que te sea más sencillo colocarlo. 
  • Coloca el papel en la parte superior de la pared y vete desplegando el rollo y pega en la pared. Al tiempo, con un cepillo ve pasando la superficie para eliminar todo rastro de antiestéticas burbujas de aire o arrugas que se hayan podido formar. Sigue con esta operación hasta el rodapié. 
  • Si en algún momento te equivocas y echas cola de más, con un paño o esponja húmeda puedes quitar esos restos. 
  • Para el caso de enchufes lo mejor es que quites el embellecedor y coloques el papel, respetando ese borde, y luego vuelvas a colocar el embellecedor. 
  • Si el papel tiene dibujos, ten cuidado de montar un rollo de papel sobre otro o que no casen los motivos. Ten un poco de perspectiva para que el diseño quede uniforme
  • ¿Y qué pasa cuando llegamos a las ventanas o a una puerta? Aplica el papel y deja que sobrepase un par de centímetros por encima. Una vez que lo coloques perfectamente puedes ayudarte de un cúter para quitar ese resto y rematarlo. Se muy cuidadoso en este caso para que no quede mal. 
0

No hay comentarios ¿Te animas?