Cómo

Cómo hacer un hotel de insectos beneficioso para tu huerta o jardín

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Jueves 26 de septiembre de 2019

2 minutos

Estos invertebrados ayudarán al control de plagas y mantendrán la fertilidad del suelo

Cómo hacer un hotel de insectos beneficioso para tu huerta o jardín

Sí, has leído bien. Un hotel de insectos; pero no para que estos pasen sus vacaciones sino para cuidar de tu huerto o jardín. Hablamos de un espacio de madera donde sobre todo viven avispas o abejas (además de escarabajos, lombrices...) y que ayudan con su polinización a que muchos de nuestros cultivos salgan adelante.

Se trata de una fauna auxiliar, de unos organismos que también se encargan del control biológico de ciertas plagas que puedan sufrir nuestro jardín (por ejemplo, las mariquitas acabarán con el pulgón de tus rosales) o huerto; así como de mantener la salud y la fertilidad de ese suelo. Pero no temas. Estas especies no resultan un riesgo para nosotros, por lo que si las vemos cerca lo mejor es dejarlas tranquilas (muchas veces están buscando con qué alimentarse) y no asustarlas con manotazos o salir corriendo. 

Construye tu propio hotel de insectos

Aunque en tiendas de bricolaje o jardinería puedes encontrar modelos que cumplirán la misma función, resultará mucho más gratificante si lo haces con tus propias manos. Y es que con solo un par de tablones o palets de madera, además de piñas, ramas o cañas puedes dar vida a un perfecto hotel para insectos. Y te enseñamos cómo hacerlo paso a paso

Cómo hacer un hotel de insectos beneficioso para tu huerta o jardín

Además de esos elementos naturales, no te olvides de contar con un taladro, un par de sierras, cola de carpintero, tornillos, papel para revestir tu hotel de insectos y un varias tablas para hacer el soporte o la estructura del mismo

Lo primero que harás será preparar esas maderas para formar este refugio: un par de tablas para los laterales, el doble para que hagan las veces de estantes, otras dos para dar vida al techo de este hotel ecológico y otras 5 tablas de menor tamaño para ir acondicionando los huecos de las "habitaciones" donde vivirán tus curiosos huéspedes. 

Da forma a estos tablones de tal manera que hayas creado como una especie de casa con distintos compartimentos en su interior. Y no te olvides de forrar la parte trasera con una plancha de madera contrachapada. 

¿Dónde lo colocaremos?

Date cuenta del peso que tendrá este refugio natural, por eso instálalo en un lugar donde no pueda caerse y donde esté resguardado del sol directo, así como del viento y la lluvia en los días más fríos. Si quieres proteger aún más el techo, puedes colocar una chapa de zinc por encima. 

Además, es muy importante que el hotel para insectos esté ubicado cerca de esas plantas o ese huerto y no muy lejos tampoco de una zona de arbustos y de agua para que los insectos puedan alimentarse.

Por último, ya solo te queda decorar el interior con trozos de madera, piñas (de pino), cañas de bambú, paja, barro o incluso azulejos viejos o ladrillos en cuyos agujeros se refugiarán para reproducirse.

0

No hay comentarios ¿Te animas?