Cómo

Seguro de coches: ¿cómo rellenar y dar un parte de accidente también por Internet?

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Sábado 14 de diciembre de 2019

4 minutos

Si has colisionado con otro vehículo, agiliza los trámites con tu aseguradora comunicándolo online

Cómo rellenar un parte de accidente por Internet
Mariola Báez

Foto: Bigstock

Sábado 14 de diciembre de 2019

4 minutos

Nadie lo desea, pero tener un accidente más o menos grave, circulando por carretera o en ciudad, es algo que ocurre. En muchas ocasiones se trata de pequeños golpes fortuitos. Un rasguño, un coche que da a tu parachoques trasero en un semáforo o la rotura de un retrovisor son algunos ejemplos. Para estos incidentes, que no implican daños personales y los materiales no son demasiado graves, están pensados los partes amistosos, que facilitan las distintas aseguradoras (o que puedes descargar en algunas páginas web) y que es importante llevar siempre en el coche.

Por supuesto, en un accidente en que haya personas heridas, los “papeles” pasan a un segundo plano y lo inmediato es avisar a los servicios de emergencia e intentar socorrer en la medida de nuestras posibilidades.

Un caso muy distinto es el de los pequeños alcances, en los que la principal preocupación es el fastidio que supone llevar el coche al taller y el coste que va a suponer la reparación del vehículo. En estos supuestos, lo primero que hay que hacer es mantener la calma y ser prácticos para resolver la situación en poco tiempo y de la mejor manera.

Parte al seguro de un accidente

Cómo actuar tras un alcance leve entre vehículos

La Declaración Amistosa de Accidente (DDA), comúnmente llamada parte amistoso, es la mejor vía para solucionar el altercado y que las compañías aseguradoras inicien los trámites necesarios para que tu coche esté arreglado lo antes posible. Una vez sucedido el alcance, hay que hacer dos cosas, además de no ponerse nervioso más de lo estrictamente necesario:

  1. Comprobar que nadie está herido y dialogar sobre lo que ha ocurrido para conseguir llegar a una versión en la que ambas partes estén de acuerdo.
  2. Observar si hay testigos del incidente (por si el parte no fuera tan amistoso) y solicitar su colaboración, pidiéndoles sus datos personales y de contacto por si hubiese que recurrir a ellos en un futuro.

Si estáis de acuerdo en qué ha pasado y quién asume la responsabilidad del daño causado, el siguiente paso es rellenar el parte correspondiente. Un faro roto, un espejo caído, una leve abolladura… No hay que dramatizar. Se reconoce el fallo, se firma el parte y se procede al arreglo.

Sin embargo, no siempre ocurre así. Si no hay acuerdo, dependiendo de la gravedad del accidente, podrías solicitar la intervención de la policía o los agentes de tráfico para que elaboren el correspondiente atestado. Es normal que en un caso leve la policía no acuda. Si esto pasa y ninguno de los involucrados reconoce la culpa o no hay una única versión, el parte amistoso no será posible y será necesario dar un parte de accidente sin acuerdo, cada uno a su compañía (si se estima oportuno).

Parte al seguro de un accidente

Cómo cumplimentar el parte amistoso de forma correcta

Rellenarlo es muy sencillo, pero para que te resulte más fácil aún puedes recordar algunas de las recomendaciones que indica la Dirección General de Tráfico (@DGTes):

  • Si se trata de un parte físico o en papel, algo tan obvio como escribir con letra clara es de máxima importancia. Por ejemplo, un número de la matrícula que genere confusión puede ser un problema.
  • Además de los datos del accidente, deben incluirse todos los datos de los dos vehículos implicados en las columnas correspondientes (vehículo “A” y vehículo “B”). Nombre de los conductores y propietarios, modelo y matrícula del coche… Cuanta más información quede reflejada, mejor.
  • En la zona central de la hoja del parte tienes una columna bajo el epígrafe “Circunstancias”. Puede ayudarte a describir lo ocurrido, señalando las posibles maniobras de cada vehículo. Debes seleccionar una para el coche “A” y otra para el “B”. Si no lo tienes claro, no elijas ninguna y da tu versión en el apartado “Observaciones”. También tienes espacio para hacer un dibujo o croquis que ayude a aclarar lo que pasó.
  • No olvides hacer fotos que puedan resultar de interés para determinar daños y responsabilidades.
  • El parte amistoso debe estar firmado por ambas partes. Quien firma acepta su contenido.
  • Si hay más de dos vehículos o personas implicadas en el accidente, también deberán figurar en el parte, en el apartado correspondiente.
Parte al seguro de un accidente por Internet

Las nuevas tecnologías para resolver el incidente con rapidez y comodidad

Prácticamente todas las compañías aseguradoras ofrecen a sus clientes la opción de enviar partes de accidentes casi de forma inmediata. La mayoría tiene a su disposición dos alternativas para hacerlo: a través de su página web, a la que deberás acceder con tus claves personales, o utilizando la aplicación, que previamente tendrás que haber descargado en tu dispositivo móvil.

Aunque cada compañía tiene sus particularidades, el funcionamiento, en general, es similar en todos los casos. Una vez que accedes para comunicar el accidente, tendrás que rellenar un formulario online respondiendo a una serie de cuestiones básicas y también a preguntas sencillas que ayuden a determinar exactamente lo ocurrido.

En la web o la app podrás dejar tus observaciones y enviar las fotos que hayas hecho del accidente y de los daños de tu coche. Si has firmado un parte amistoso debes indicarlo o, mejor aún, hacerle una fotografía y adjuntarlo con el resto de imágenes. Así, en uno pocos “clics”, tu parte ya estará entregado y los trámites para el arreglo de tu vehículo, en marcha.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?