Consejos

¿Conoces los tipos diferentes de luces que hay en el coche y cuándo usar cada una de ellas?

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Miércoles 31 de julio de 2019

2 minutos

Obligatorias para conducir con poca visibilidad o avisar al resto de coches de nuestras maniobras

¿Conoces los tipos diferentes de luces que hay en el coche y cuándo usar cada una de ellas?

Hablamos de unos elementos del coche que son esenciales para hacer una conducción segura y con total comodidad. Y es que, como bien sabes, las luces del coche nos permiten ver cuando vamos conduciendo de noche, entramos en un túnel o, siendo de día, las condiciones de visibilidad son escasas. Pero, además, estas señales luminosas nos sirven para comunicarnos con el resto de los conductores avisándoles de las maniobras que vamos a hacer

Si nos compramos un coche en la actualidad, muchos de los modelos más novedosos incorporan un sistema de luces automático que detecta la luz que debe encenderse en cada momento necesario. Sin embargo, no debemos dejar nuestra suerte al azar de la tecnología y es importante conocer los tipos de luces de nuestro vehículo, así como los usos obligatorios en cada caso. 

A cada luz, su situación y momento

Luz corta (de cruce). Este tipo de luz es obligatoria cuando vamos conduciendo de noche, entramos en un túnel, las circunstancias atmosféricas (incluso de día) hacen que se pierda visibilidad (lluvia o niebla) o cuando circulamos por carriles habilitados para ir en sentido contrario.

Luz larga (de carretera). Siempre que sea de noche y circulemos por una carretera mal iluminada, nada de ir por la ciudad, podemos usar este tipo de señal luminosa con mayor alcance. Sin embargo, debemos prestar atención si viene otro coche en sentido contrario, o incluso se nos cruza un peatón, ya que podríamos deslumbrarlo. En ese caso hay que cambiar a luz corta o de cruce. 

Antiniebla. En este caso hablamos de dos tipos diferentes de luces, delantera y trasera. La primera no resulta obligatoria y muchos vehículos ni disponen de ella. Sin embargo, sí es cierto que resulta aconsejable cuando las luces de corto o largo alcance son insuficientes a la hora de ganar visibilidad.

En el caso de la trasera, se trata de un dispositivo obligatorio en todos los automóviles y que debe ser usada, convenientemente, cuando estamos en mitad de una nevada, niebla espesa o con gran cantidad de humo o polvo a nuestro alrededor. Eso sí, si las circunstancias lo requieren. Son muy potentes y podrían deslumbrar al resto de conductores si las usamos sin lógica

Luz de posición. Estas luces, de color rojo, se activan automáticamente señalando la anchura del vehículo y su posición. Eso sí, siempre se deben usar junto con las otras luces obligatorias, ya que por sí mismas no iluminan

Luz de marcha atrás. La misma palabra lo dice. Se trata de una o dos luces blancas con las que avisamos al conductor de atrás de nuestra intención de retroceder con nuestro coche. En este caso, la luz de marcha atrás se enciende de forma automática sin tener que activarla manualmente.

¿Conoces los tipos diferentes de luces que hay en el coche y cuándo usar cada una de ellas?

Además, de estas luces más importantes, no está de más conocer otro tipo de indicativos luminosos que resultan muy prácticos a la hora de conducir. Las luces de dirección o intermitentes antes de girar a la derecha o a la izquierda, la luz de freno (que se activa de forma automática cuando queremos parar el coche) o las de emergencia. Estas últimas son señales parpadeantes para casos de emergencia o cuando queremos parar unos segundos en lugares donde se puede.

0

No hay comentarios ¿Te animas?