Cómo

Descubre cómo hacer tu propio álbum de fotos de una forma original con el "scrapbooking"

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Viernes 13 de diciembre de 2019

3 minutos

Es un entretenimiento muy sencillo a la par que divertido, con el que guardar tus recuerdos

Descubre cómo hacer tu propio álbum de fotos de una forma original con el scrapbooking

Si te gustan las manualidades y además hacerlas con papel, entonces te puedes apuntar la scrapbooking. ¿Nunca has oído hablar de este método? Es un entretenimiento muy sencillo a la par que divertido. Se trata de hacer un libro o un álbum con recortes de papel de todo tipo añadiendo además otra serie de elementos, como telas, botones, sellos… Con esta técnica se hacen verdaderas obras maestras y además puede ser una actividad muy entretenida para compartir con los amigos, la familia, los nietos

Herramientas y materiales

La finalidad más habitual a la que se destina el scrapbooking es la de crear álbumes de fotos caseros personalizados, según el gusto de cada uno. Lo que se pretende con esta manualidad es ante todo embellecer nuestras fotos, nuestros recuerdos o los momentos más especiales de una manera distinta. Resulta además un bonito regalo que podemos hacer a algún ser querido para que guarde en su memoria esos instantes que compartimos con él.

Los materiales que se pueden usar para la decoración del álbum son todos aquellos que deseemos, pero predominan unas hojas específicas de scrapbooking que están formadas por distintos dibujos, y también cartulinas, papel charol, sellos, hilos, chapas, botones, remache, etcétera.

Antes de hacernos con los materiales tendremos que contar con una serie de herramientas. Entre las más importantes se encuentran las tijeras, pues con ellas elaboraremos todos los recortes. Las puedes comprar de corte recto o de formas. Con estas últimas podrás ser más preciso al realizar determinados dibujos.

Scrapbooking

A veces es necesario usar un cúter o si vas a efectuar un corte que implique varias hojas de una vez puedes adquirir una guillotina, pero esto será necesario solo en trabajos muy grandes. Además, deberás utilizar una regla que puede ser de plástico o de metal, y marcadores o rotuladores con los que hacer las marcas.

Otro elemento vital en el scrapbooking es el pegamento. Con este vas a pegar los adornos en tu álbum de fotos. Cuando sean de papel o similares bastará con el clásico de barra, pero para otros artículos tendrás que emplear un pegamento líquido.

Dentro de toda la gama de adornos que podemos usar en esta técnica no encontramos por un lado con los papeles de scrapbooking, que se hallan estampados con diversas figuras geométricas y con varios grosores o temáticas.También las cintas adhesivas dan mucho juego en estas creaciones, las de doble cara o las 3D para crear volúmenes. Los washi tape, es decir, las cintas de papel de arroz, que provienen de Japón, resultan muy recurrentes en estas creaciones. Luego podemos añadir todo lo que nuestra imaginación quiera, desde lentejuelas, trozos de tela, hasta sellos, chapas, botones…

En cuanto a cómo queramos que sea el soporte, es decir, el álbum, esto es algo de libre elección. Podemos comprar un cuaderno que nos guste por dentro y por fuera, y utilizarlo. Un simple marco valdría si solo buscamos aplicar el scrapbooking sobre una foto, pero es posible utilizar cajas de cartón, agendas, tarjetas y álbumes de fotos convencionales.

El elemento más importante de esta manualidad son las fotografías, ya que es entorno a ellas sobre las que se va a fabricar el álbum decorativo. Para darle un tono más evocador, en cada página podemos incluir alguna frase descriptiva y sobre los recuerdos que nos traiga la imagen.

Técnica de scrapbooking

Técnicas y estilos

Las técnicas que se emplean dentro del scrapbooking son muy variadas: recorte y pegado, rasgado, troquelado, estampación,  texturización o embossing, repujado, colocación de remaches y ojales, costura, confección de etiquetas, caligrafía, pintura, estarcido o découpage, junto a otras.

Existen a su vez gran cantidad de estilos que podemos aplicar al hacer scrapbooking:

  • Vintage: la idea es dar al álbum un aire antiguo y de paso del tiempo, de modo que lo normal es que predominen los ocres, los marrones, los amarillos, los caquis o los café. Las fotos se pueden entintar para darles un efecto envejecido o incluso si tenemos la posibilidad imprimirlas en tonos sepia o en blanco y negro. Al mismo tiempo, se pueden arrugar o rasgar, con el objeto de crear esa sensación de desgaste.
  • Heritage: en este caso se usan fotos antiguas de verdad, no creadas adrede. Pueden recoger una historia familiar y suele ser un estilo más sobrio en el que se incorpora algún lazo.
  • Shabby-chic: este estilo es romántico, por lo que se sobrecarga con todo tipo de cintas, perlas, brillos, bisutería pequeña, flores… Se envuelve en tonalidades tenues, pasteles y suaves. La idea es darle un aire dulce y hasta a veces infantil.
  • Clean and simple: es el más sencillo de todos pues no se recarga demasiado y se suelen utilizar papeles lisos, sin formas geométricas. Ofrece una apariencia más ruda, pero a la par puede resultar muy elegante.
  • Mixed Media: aquí se emplean todo tipo de técnicas, son creaciones mucho más elaboradas donde hay un trabajo detrás muy laborioso. Se pueden hacer verdaderas obras de arte si se dominan varias técnicas.
0

No hay comentarios ¿Te animas?