Cómo

¿Es posible anular una transferencia bancaria en caso de error? ¿Se puede recuperar el dinero?

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Martes 11 de febrero de 2020

3 minutos

Puede suceder si te equivocas al escribir la cifra o un número de la cuenta corriente de destino

¿Es posible anular una transferencia bancaria en caso de error? ¿Se puede recuperar el dinero?

Puede que la siguiente situación no te resulte desconocida. Quieres realizar una transferencia bancaria vía online o telefónica, para el pago de una compra o un servicio, y para ello rellenas los datos del importe, la cuenta de destino, escribes el concepto y añades un código de seguridad antes de confirmar dicha transacción monetaria.

Acto seguido te das cuenta de que has cometido un error a la hora de anotar la cifra o en uno de los números de la cuenta corriente en donde se deposita ese montante. ¿Qué puedes hacer ahora? ¿Puedes modificar ese traspaso de dinero y, lo que es más importante, recuperarlo? Las respuestas a todas estas preguntas son afirmativas. Por eso a continuación te contamos cómo puedes hacerlo de forma sencilla.

¿Es posible anular una transferencia bancaria en caso de error? ¿Se puede recuperar el dinero?

¿Qué debes hacer si te has equivocado en una transferencia bancaria?

Antes de nada, es importante que sepas que no se puede anular dicha operación cuando se ha hecho efectiva, pero sí lograr que te devuelvan el importe. Sin embargo, si todavía no se ha confirmado y su ejecución sigue en pendiente (es decir, el dinero no está en la cuenta final), se puede proceder a la cancelación de la misma sin más inconvenientes. 

Por lo tanto, si te has dado cuenta a tiempo del error no es complicado subsanarlo. Otra cosa es si han pasado ya varios días. En este caso, todo dependerá de la buena fe de la persona o entidad que haya recibido el saldo o de una autoridad judicial si dedices poner una reclamación legal.

Así pues, en esta primera circunstancia, siempre puedes llamar de forma inmediata al banco (si todavía sigue abierto o hacerlo por medio de un teléfono de emergencia para estos casos) y pedir que modifiquen la operación bancaria. Para ello, lo más seguro es que te pidan información como el nombre completo, el país de residencia del beneficiario, el número de cuenta o la cuantía. Te lo arreglarán en el momento, pero es bueno que sepas que en algunas compañías te pueden cobrar una comisión por esta acción, que no suele superar los 30 euros.

Si tienes los datos de contacto del titular de la cuenta a la que ha ido a parar el importe, puedes llamarle directamente o intentar que su respuesta sea receptiva para resolver la confusión.

Al contrario, si has sido consciente de dicha confusión al cabo de varios días, cuando ya se ha hecho efectiva esa transferencia, también debes ponerte en contacto con tu asesor bancario. Él será el que se encargue de comunicarse con el receptor de dicha cantidad para explicarle lo sucedido. En este caso, puede que acepte esa devolución o no. Si sucede esto último, solo te queda acudir a los tribunales para demostrar el error.

Y es que según el Código Penal de nuestro país, si uno recibe o encuentra un dinero, que supere los 400 euros, que no le pertenece y lo usa para su beneficio propio, estará castigado con una multa de tres a seis meses.

¿Es posible anular una transferencia bancaria en caso de error? ¿Se puede recuperar el dinero?

¿Cuánto tardan este tipo de operaciones en hacerse efectivas?

Esta es la pregunta que se hace todo el mundo cuando se percata de su equivocación y ya han pasado más de 24 horas desde el traspaso de fondos a otra persona. Lo primero que debes saber es que no es lo mismo que la transferencia sea nacional, dentro de tu país, que se haga al extranjero, en cuyo caso puede intervenir un cambio de divisas.

Así pues, como explican desde BBVA (@bbva), cuando dicha operación bancaria se hace en euros y ambas entidades están dentro de la Unión Europea, el importe de la transferencia aparecerá en su destino al día siguiente de haberse enviado, siempre y cuando sea un día considerado hábil, es decir, ni sábados ni domingos ni festivos. A esto tienes que sumar que cada entidad bancaria establece un horario límite para emitir ese pago, por lo que si lo sobrepasas, el proceso tardará un día más en hacerse efectivo. Algo que ocurre, por ejemplo, a partir de la última hora de la tarde de una jornada laborable.

Si, por el contrario, ese movimiento de dinero se hace entre cuentas de un mismo banco, en la mayoría de las ocasiones la transferencia aparece como hecha y recibida en los siguientes minutos u horas.

Por último, para cuentas localizadas en distintos países y con otra moneda diferente, se establece un periodo de unos cuatro días máximo, a contar desde la recepción de la orden de pago. Aunque esto también depende de la entidad bancaria.

0

No hay comentarios ¿Te animas?