Cómo

¿Sabes cómo purgar los radiadores antes de la llegada del frío?

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Lunes 14 de octubre de 2019

1 minuto

En algunos puntos de España, el otoño ya ha llegado y, con él, la bajada de las temperaturas

¿Sabes cómo purgar los radiadores antes de la llegada del frío?

Aunque el verano se niegue a abandonar todavía algunos rincones de España, lo cierto es que el otoño ya ha llegado para quedarse y con él la caída de las hojas o la bajada de las temperatura. Por eso, es importante que vayamos adaptándonos a esta época del año. ¿Cómo? Cambiando las prendas fetiche de nuestro armario, dando a la bienvenida a nuevos alimentos de temporada, como la castaña o la calabaza, y poniendo a punto nuestro hogar para el frío.

En este sentido, muchas casas tienen un sistema de calefacción a base de radiadores, que requieren un mantenimiento para que su rendimiento sea óptimo los meses venideros. De hecho, si los purgas antes de tiempo podrás mejorar su productividad hasta en un 80%, reduciendo también el consumo de energía.

Radiadores

Cómo purgar tus radiadores de cara al invierno

A pesar de que en invierno los radiadores funcionan la mayor parte del día, el resto del año permanecen inactivos, lo que provoca que acumulen aire en su interior. Para comprobar este hecho, solo tienes que ver si hacen ruido cuando están encendidos, similar a un goteo, o si la parte superior del mismo está fría y no calienta como debería. Si esto ocurre, es preciso purgar los radiadores para que tu casa siempre esté a la temperatura adecuada. ¿Cómo debes hacerlo?

  1. Antes de empezar, debes asegurarte de que la calefacción está apagada. "El radiador debe estar frío, ya que el circuito de calefacción debe estar parado para que la bomba de la caldera no mueva el circuito de agua y junto a esta mueva también el aire acumulado en el sistema", explican desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU @consumidores).
  2. Una vez compruebes su estado, cierra la llave de paso del agua del radiador que vayas a purgar. Según la OCU, lo mejor es empezar por aquel que esté más cerca de la caldera, siguiendo después el flujo del agua dentro del sistema de calefacción.
  3. Después coge una llave inglesa y un recipiente para echar el líquido, gira la válvula que hay en el extremo del radiador y mantenla abierta hasta que comience a salir un chorro de agua. Deberás repetir este paso en todos los radiadores de tu casa.
  4. Finalmente, comprueba la presión del agua en el calentador, que debe oscilar entre 1 y 1,5 bares.
0

No hay comentarios ¿Te animas?