Practicopedia

Trucos para ahorrar energía con los electrodomésticos de tu casa

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Lunes 7 de octubre de 2019

2 minutos

Si es el momento, una buena recomendación es comprar un aparato con certificado energético

Trucos para ahorrar energía con los electrodomésticos de tu casa

Cada uno o dos meses miramos el buzón (o la bandeja de entrada de nuestro correo electrónico) por si ha llegado la temida factura de la luz. Un incremento que no solo se nota en nuestro bolsillo, sino que también incide en el cuidado de nuestro entorno. Y buena parte de ese gasto energético lo hacen los electrodomésticos que tenemos en nuestro hogar.

Apostar por renovar estos aparatos con modelos más eficientes y sostenibles, además de seguir una serie de consejos lógicos para ahorrar energía, son unas buenas medidas que podemos adoptar en casa.

¿Sabes cuánto consume tu frigorífico?

Es el aparato estrella de todas las cocinas y el que soporta mayor uso de todos los que tenemos en casa. Está encendido las 24 horas del día los 365 días del año y no son pocas las veces que abrimos y cerramos la puerta de la nevera o del congelador para meter y sacar comida. Para ser más exactos, si casi la mitad de la electricidad que gastamos viene de los electrodomésticos, casi un 20% es solo de nuestra nevera.

Por ello, si ya ha llegado el momento, lo mejor es cambiar este modelo obsoleto por otro con certificación A+++, con el que no solo ahorrarás dinero, a nivel medioambiental también será mejor, ya que su consumo es un 25% menor.

Además, otros buenos hábitos son no dejar la puerta abierta mucho tiempo (los modelos más modernos te avisan si te has despistado en este sentido), no colocar los alimentos a lo loco o amontonados en su interior, quitar la escarcha cada vez que se forme, ajustar la temperatura correcta de la nevera y no ubicarlo al lado de un radiador o del horno.

Ahorrar energía con tus electrodomésticos

Apágalos cuando no vayas a usarlos

No decimos que desenchufes la lavadora o el lavavajillas cuando dejes de usarlos, sino que los pequeños electrodomésticos (cafeteras, tostadoras, microondas...) pueden enchufarse a una regleta. Cuando te vayas a dormir, de fin de semana o no estén funcionando, lo mejor es apagar ese interruptor. Un sencillo gesto que te permitirá ahorrar hasta 60 euros al año, como recuerdan desde la Organización de Consumidores y Usuarios (@consumidores). 

Responsabilidad

Hay que ser lógicos y responsables cuando ponemos una lavadora o encendemos el horno para hacer una receta. Por ejemplo, en el primer caso, un buen consejo para ahorrar es emplear programas cortos o ecológicos, lavar en frío y llenar la carga, ya que es un gasto de electricidad y agua. 

En el caso del horno, no te excedas a la hora de concretar la potencia, precaliéntalo apenas unos minutos y no estés abriendo y cerrando la puerta cuando esté encendido. Si esa receta la vas a hacer en la vitrocerámica, ponla a cero unos minutos antes de terminar para que se termine de hacer con el calor residual

Por último, si tienes que planchar, espera mejor a que tengas una buena cantidad de ropa para hacerlo. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?