Cómo

¿Cómo solicitar una nueva tarjeta de crédito o débito?

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Lunes 22 de julio de 2019

2 minutos

Si por extravío, desgaste o nuevas necesidades quieres una, solicitarla es un trámite sencillo

Tarjeta de crédito

Los datos del Banco de España (@BancoDeEspana) ratifican que el uso de las tarjetas como medio de pago no ha dejado de incrementarse, año tras año, en la última década. Las utilizamos tanto para pagar productos y servicios en distintos establecimientos, como para realizar compras en Internet o retirar dinero en efectivo de la red de cajeros.

En este sentido, existen distintas situaciones en las que puedes necesitar una nueva tarjeta. En caso de robo o extravío, debes bloquearla de manera inmediata dirigiéndote a tu sucursal bancaria, vía telefónica o a través de la banca online con tu clave de acceso. Solo una vez tomada esta medida de seguridad, deberás proceder a solicitar una tarjeta nueva. Otro supuesto es que tu tarjeta haya caducado pero, generalmente, recibirás otra en tu domicilio antes de que esto ocurra. De no ser así, tedrás que reclamarla en tu oficina bancaria.

Todas estas situaciones hacen referencia a medios de pago de los que ya dispones, pero ¿qué ocurre si quieres una nueva tarjeta de tu propio banco, de otro o de alguna de las empresas financieras que las ofrecen?

Tarjeta de crédito

Nuevas tarjetas para cubrir nuevas necesidades

Actualmente, existen multitud de tarjetas distintas que puedes solicitar, algunas ligadas a tu banco habitual y otras externas, que irán asociadas a la cuenta que tú indiques. Antes de solicitar cualquiera de ellas, es importante conocer todos los detalles respecto a su funcionamiento y sus costes (tipo de interés, comisiones…), tal y como recuerda la Organización de Consumidores y Usuarios (@consumidores). Cuando decidas qué tipo de tarjeta te interesa, los pasos hasta tenerla en tu bolsillo son los siguientes:

  1. Hasta hace unos años, este tipo de solicitud se realizaba en las sucursales y entidades financieras, pero Internet ha llegado y ahora es más rápido y sencillo realizar este trámite online. La mayoría de las tarjetas disponibles pueden pedirse por esta vía a cualquier banco o empresa crediticia (seas o no cliente y aunque no tengas claves de ningún tipo).
  2. Solo tienes que entrar en la web de la entidad que ofrezca la tarjeta, donde encontrarás información detallada de la misma y el correspondiente formulario para que realices tu petición.
  3. Como condiciones básicas, tienes que ser mayor de edad y disponer de unos ingresos mínimos. Cada cuestionario es distinto y cada banco te pedirá datos más o menos específicos. Lógicamente, tus datos personales y otros relativos a tu economía: situación laboral, ingresos, pensión de jubilación, viviendas en propiedad, fondos de inversión, nivel de endeudamiento… También es habitual que te soliciten información sobre el límite que quieres para esa tarjeta, si deseas pagos aplazados, servicios extra como algún tipo de seguro, etc.
  4. Una vez cumplimentado el formulario de solicitud online, solo tienes que enviarlo para que la entidad realice un estudio previo en el que decidirá si te concede la tarjeta o la deniega.

El tiempo de respuesta suele ser muy corto, un par de días (en ocasiones la puedes obtener sobre la marcha, recibiendo un email o una llamada telefónica). Si tu solicitud es aprobada, la tarjeta llegará a tu domicilio y, en días posteriores y por separado, las claves para que puedas activarla (online o por teléfono) y comenzar a utilizarla.

0

No hay comentarios ¿Te animas?