Cómo

Trucos para lograr que la cocina resulte más accesible a las personas mayores

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Sábado 11 de enero de 2020

3 minutos

En combinar la seguridad y la comodidad está la clave para sacar partido y disfrutar de este espacio

Una  mujer delante de una cocina accesible

Lograr que el hogar de una persona mayor sea seguro y confortable es indispensable para garantizar una óptima calidad de vida y también para evitar el riesgo de accidentes y posibles caídas que, como recuerda la Organización Mundial de la Salud (@OMS_es) sufren especialmente los mayores de 65 años.

Baño y cocina son las dos estancias que pueden reunir, en principio, más elementos de riesgo pero, en ambos casos, existen sencillas soluciones para “neutralizarlos”.

Cocina accesible

Las claves de una cocina accesible

Tu cocina debe adaptarse a ti y a tus necesidades (y no tú a ella). En ocasiones, son pequeños detalles los que hacen que te resulte incómoda y que, por ejemplo, tengas que hacer verdaderos equilibrios para coger la cacerola guardada en un mueble demasiado alto.

Independientemente de los metros cuadrados disponibles, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU @consumidores) señala la importancia que tiene una buena distribución en la cocina a la hora de evitar accidentes. Cualquier elemento que entorpezca tu movilidad, probablemente sobre. Esta estancia de la casa debe estar lo más despejada posible y quizá ha llegado el momento de deshacerte de alguna silla que ya no se utiliza, o de un carro donde colocas las verduras y que siempre anda “en medio”.

Básico es también que no haya un solo obstáculo en el suelo. Evitar cualquier pequeño escalón o desnivel, así como las clásicas (y peligrosas) alfombrillas, "culpables" de más de un tropiezo o resbalón, es un buen comienzo. Por supuesto, un pavimento que garantice una buena adherencia es también condición fundamental de seguridad.

Revisado el suelo, toca mirar tus muebles. Acceder fácilmente al interior de los distintos espacios destinados al almacenaje contribuirá, de manera notable, a que te sientas a gusto en tu cocina. Actualmente tienes mil soluciones para guardar todos los utensilios y tenerlos a mano sin esfuerzo alguno. Cajones extraíbles con prácticos separadores, colgadores para colocar en la pared, a la altura que quieras, y poder coger a la primera el cucharón o la sartén, elementos que se fijan directamente en las puertas de los armarios, estanterías de pie y sin fondo, ideales para organizar tu despensa… un sinfín de opciones para que coger un taburete y subirte a él como una opción para acceder a lo que necesites, sea cosa del pasado.

cocina accesible muebles bajos

Tu área de trabajo

La encimera es el espacio donde realizas las distintas tareas que implica la preparación de tus recetas. Es importante que esté lo más despejada posible para que tu trabajo resulte sencillo. No tengas en ella elementos de cristal, rompibles de manera accidental con cualquier movimiento y mantén solo lo imprescindible. Además, elige una resistente y fácil de limpiar. Si utilizas silla de ruedas, recuerda que la encimera puede adaptarse perfectamente a una altura que te resulte cómoda, dejando, además, estratégicos huecos, debajo de ella, en los que puedas introducir la silla sin problemas.

La zona de cocción es clave en cualquier cocina. Cada uno tiene sus preferencias, pero a nivel seguridad, para una persona mayor, resulta más recomendable una cocina eléctrica con desconexión automática (vitrocerámica o inducción) antes que una de gas, en la que la presencia de fuego directo podría incrementar el riesgo de quemaduras. Colocar detectores de humo en la cocina siempre es una buena idea.

Respecto al fregadero, dos detalles que pueden proporcionarte comodidad son: un grifo monomando, más fácil de abrir, especialmente si padeces algún tipo de patología que pueda afectar a la movilidad de tus dedos, como por ejemplo la artritis, y una pequeña manguera flexible que se adapte a la salida del agua, ideal para no tener que llevar la cacerola bajo el grifo, sino que puedas llenarla con ayuda de este sencillo “invento”.

Recuerda que una buena iluminación en los puntos clave de la encimera es algo básico para que puedas realizar las distintas tareas cómodamente pese a tener cualquier problema de pérdida de visión. Si tu cocina cuenta con luz natural (un buen ventanal) sácale máximo partido y prescinde de cualquier tipo de cortina o visillo.

cocina accesible colgadores

Algunos detalles a tener en cuenta

Son muchas las soluciones a tu alcance para hacer la cocina más accesible. Los electrodomésticos pueden resultarte de gran ayuda, pero recuerda elegirlos (y ubicarlos) acorde a tus necesidades. La campana extractora es una de las piezas más importantes con la que debes contar. Elige una de potencia adecuada, que libere rápidamente el espacio de posibles concentraciones de humo y vapor. Vigilar que los conductos extractores están en óptimas condiciones es importante.

Por último, también los pequeños utensilios pueden hacerte la vida más fácil. Tienes desde tablas de corte preparadas para que los alimentos no resbalen, hasta abridores ergonómicos para que nada se te resista o vajillas irrompibles y antiquemaduras. Revisar el equipamiento de tu cocina, de vez en cuando, y sustituir aquello que ya no te resulta útil es una buena medida.

 

 

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?