Cuál

Qué puedes llevar en el equipaje de mano para embarcar en un avión y qué no

Mariola Báez

Miércoles 3 de abril de 2019

2 minutos

¿Medicamentos? ¿Tijeras? ¿La papilla del nieto?... Conviene tenerlo claro antes de pasar el control

Qué puedes llevar en equipaje de mano (bigstock)

En el aeropuerto, previo vuelo, hay varios momentos de incertidumbre. El primero es saber si tu maleta será aceptada como equipaje de mano atendiendo a sus dimensiones. El segundo es conseguir atravesar el control de seguridad sin que te “requisen” algo de lo que llevas en él, y el tercero, es intentar acceder a la aeronave con la idea de “¡no sin mi trolley!”, algo que no siempre es posible salvo que viajes en clases superiores a la llamada básica o turista.

Respecto al primer punto, las compañías aéreas son cada vez más estrictas por el espacio limitado disponible en cabina. La mayoría cuenta con un cajón medidor para comprobar las dimensiones. Si tu maleta entra en el mismo, podrás llevarla contigo, de lo contrario, deberás facturar. Cada aerolínea tiene sus normas, como ejemplo, para Iberia, las medidas máximas son: 56 cm. (alto) x 45 cm (ancho) x 25 cm. (fondo)

Qué tienes que facturar y qué puedes llevar contigo

Según detalla AENA, como norma general, un pasajero no podrá acceder a la zona de embarque ni al avión portando cualquier artículo que pueda suponer un peligro para la salud o la seguridad del resto de pasajeros, de la tripulación o de la aeronave. Explosivos, sustancias corrosivas, armas de cualquier tipo, objetos afilados o punzantes, también romos pero que por su tamaño o peso puedan causar algún daño... Debes saber que el personal de seguridad está autorizado para denegar el acceso a una persona si porta algo que considere “sospechoso” aunque no esté especificado en la lista de artículos prohibidos.

Este tipo de objetos no suele generar dudas, pero hay otros que sí, sobre todo los artículos de aseo. En este punto, aunque hay ciertas excepciones dependiendo de las compañías y del país al que viajes, en los aeropuertos de la Unión Europea está permitido el acceso con líquidos, geles y aerosoles (LAG) siempre que vayan en envases individuales con capacidad máxima de 100 mililitros y los lleves en una bolsa transparente, que puedas abrir y cerrar y que no supere el litro de capacidad total.

Como ejemplos, puedes llevar en tu equipaje de mano: cremas, pasta de dientes, champú, desodorante, espuma de afeitar, etc., pero siempre en recipientes admitidos. Como excepción no necesitas llevar en bolsa individual y transparente los medicamentos.

Si viajas con un niño pequeño, generalmente podrás pasar los alimentos infantiles que necesites, tanto líquidos como en polvo, pero conviene consultar las normas específicas de cada línea aérea. También podrás pasar sin probemas ordenadores portátiles y dispositivos móviles, aunque tendrás que sacarlos de su funda y colocarlos en bandeja separada para su inspección en el control de seguridad.

Por último, si quieres transportar algún objeto voluminoso, por ejemplo, unos palos de golf o una bicicleta que vas a usar en tus vacaciones, normalmente tendrás que facturarlo como equipaje especial. Lo mismo ocurre si necesitas una silla de ruedas. Generalmente deberás facturarla y en el aeropuerto te facilitarán una para que puedas utilizarla hasta que estés acomodado en tu asiento dentro del avión.

0

No hay comentarios ¿Te animas?