Dónde

Dónde comprar los mejores barquillos artesanos de Madrid

Teresa Rey

Foto: pasteleriasanonofre.com

Jueves 22 de agosto de 2019

2 minutos

Este dulce típico aún se puede adquirir como se hacía antaño en algunas pastelerías de la ciudad

Dónde comprar los mejores barquillos artesanos de Madrid

El oficio de barquillero tuvo cierta relevancia en Madrid a finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX. De su elaboración y venta dependieron muchas familias, y la presencia de los barquilleros en ferias y calles de la ciudad era habitual. Hoy día este dulce típico se puede adquirir en lugares especializados, pero el auténtico y artesanal barquillo se realiza en un obrador en pleno de centro de la capital, que además distribuye sus dulces a otras pastelerías de la región.

Barquilleros de Madrid

La única barquillería auténtica que queda en Madrid es la que regenta Julián Cañas, descendiente de una familia de barquilleros castizos. Los fabrican de manera artesanal y usando ingredientes naturales. Es un obrador situado en el barrio de Lavapiés (calle Amparo, 25 @Barquilleros) y para la elaboración de los barquillos utilizan las planchas originales con las que su familia realizaba estos dulces.

Cañas lleva en sus venas este oficio y es el que mantiene viva en Madrid la tradición del barquillo de una manera parecida a como fue tiempo atrás. Desde pequeño vivió sumergido en este mundo y ahora hace como antaño y en las fiestas patronales de la capital coge su barquillera y se pasea por las ferias ofreciendo este dulce tradicional.

La receta es la original: harina, aceite, un poco de agua, esencia de canela o de vainilla, y coco rallado, que es lo que le da consistencia. Son los principales proveedores de barquillos a otras pastelerías de la ciudad como por ejemplo el Horno de San Onofre o Casa Mira.

Barquilleros de Madrid

Horno de San Onofre

La pastelería original con este nombre surgió en la calle San Onofre, 3 (@HornoSanOnofre), en los años 70. Después el negocio se expandió, surgiendo La Santiguesa (C/Mayor, 73), Hernani (C/Hernani, 7) y, por último, La Tahona (C/Hortaleza, 9) y un establecimiento en el Mercado San Miguel.

Es uno de los iconos de la gastronomía dulce de la ciudad con productos típicos y especiales en función de cada época del año. Además de vender barquillos, sus especialidades son el roscón de reyes, su tarta Santiago o sus panellets y empiñonados.

La Santiaguesa Horno San Onofre

Casa Mira

Es también todo un referente para los golosos de la capital. Se fundó en el año 1855 por Luis Mira, un maestro artesano del turrón. De hecho, su buen hacer provocó que su fábrica de turrones se convirtiera en la proveedora oficial de varios monarcas como Isabel II, Amadeo de Saboya, Alfonso XII y Alfonso XII.

Los sucesores de este experto turronero, en concreto la sexta generación, son los que dirigen el negocio ubicado en la Carrera de San Jerónimo, 30. Los deliciosos barquillos artesanales se pueden comprar en esta pastelería junto a sus turrones, varias tortas, yema de Jijona o de nuez, polvorones o figuritas de mazapán.

Casa Mira

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?