Practicopedia

¿Es bueno dormir la siesta?

Manuela Martín

Viernes 19 de febrero de 2021

3 minutos

La siesta podría interferir nuestro sueño nocturno y por lo tanto es preferible evitarla

Siesta
Manuela Martín

Viernes 19 de febrero de 2021

3 minutos

Aunque en otros países creen que los españoles nos echamos la siesta cada día, las encuestas dicen lo contrario. No obstante, tanto si eres de los que están acostumbrado a ella como de los que no, vamos a tratar de analizar cuáles son los beneficios o desventajas de esta costumbre.

Según algunas encuestas, casi el 60% de los españoles nunca duermen una siesta mientras que solo el 18% solo lo hace algunas veces.

Echarse la siesta no siempre es beneficioso si lo hacemos en un mal momento e incluso si nos pasamos de tiempo.

No obstante, la siesta puede ser beneficioso para relajarnos, mejorar nuestro estado de ánimo y desempeño o reducir nuestra fatiga, entre otros.

Sin embargo, hay personas a quienes no les viene bien dormir después de comer por diferentes motivos como puede ser no disponer de ese tiempo o no sentirse cómodo si no duerme en su casa o cama, entre otros. Pero, además, hay para quien dormir la siesta puede suponer:

  • Aumento de somnolencia: al despertarnos después de la siesta podemos sentirnos desorientados o aturdidos.
  • Insomnio: si tienes problemas para conciliar el sueño por las noches, es preferible que no te eches la siesta ya que podrías aumentar este problema.
  • Diabetes: hay datos que asocian un aumento de riesgo de sufrir algunas enfermedades como la diabetes tipo II con la siesta.

Por todo ello y, dado que los adultos no tienen la necesidad de dormir más horas que las de la noche, frente a los niños, la siesta no es tan recomendable como pensamos.

¿Es bueno dormir la siesta?

No obstante, existen algunos casos en los que sí está recomendada:

  • Aquellas personas que tienen fatiga repentina o somnolencia inesperada.
  • Si trabajar con turnos nocturnos, puede ser beneficioso dormir antes de empezarlo.

Si a pesar de todo quieres echarte la siesta sí o sí, es importante que estas no superen los 10 o 20 minutos como máximo y que sean a primera hora de la tarde, ya que de lo contrario podría interferir en el sueño nocturno.

Origen de la siesta

Aunque es un tópico que se nos ha adjudicado a los españoles, lo cierto es que tiene su origen en Italia.

La palabra siesta proviene del latín sexta. Los romanos solían descansar en la sexta hora del día, la cual corresponde con la hora de la comida. Esta costumbre, encajaba perfectamente con la tradicional jornada laboral española y de ahí que los españoles la adoptásemos, aunque, tal y como indican los datos, no se practica tanto como dicen de nosotros.