Practicopedia

Te enseñamos cómo tender la ropa para ahorrar tiempo de plancha

Manuela Martín

Domingo 1 de noviembre de 2020

2 minutos

Te enseñamos cómo tender la ropa para ahorrar tiempo de plancha
Manuela Martín

Domingo 1 de noviembre de 2020

3 minutos

¿Tardas horas en planchar porque tu ropa está como una pasa de arrugada? A continuación, te damos algunos trucos para que tu ropa no llegue tan arrugada a la hora de planchar.

Lo primero que deberías mirar es la etiqueta de cada prenda para saber si debes utilizar un programa de lavado u otro, ya que no es lo mismo lavar algodón que lino. En ese caso, te recomendamos que, para un mejor planchado posterior, en lo que se refiere a la fase previa del lavado: no cargues la lavadora hasta arriba para dejar que la ropa tenga libertad de movimiento; no pongas un centrifugado muy fuerte para prendas delicadas; intenta no mezclar muchos tejidos en un mismo lavado; y utiliza suavizante siempre que se pueda.

Una vez finalizado el lavado toca tender la ropa y aquí es donde nos vamos a centrar, ya que si este paso lo haces correctamente habrá ropa que podrás guardar directamente en el armario sin necesidad de que toque la plancha.

Lo primero que debes hacer antes de tender la ropa es sacudirla y estirarla bien cuando la saques de la lavadora.

Evidentemente, a la hora de secar no es lo mismo hacerlo en un tendedero en el interior o en uno al exterior, al igual que tampoco es lo mismo en una secadora. Si eres de los que utiliza este electrodoméstico, nuestro consejo es que saques la ropa según finalice el programa de secado y que, aún en caliente, estires bien la ropa, verás como no será casi necesario plancharla en muchos casos.

 

Tender la ropa

 

En el caso de utilizar un tendedero hay muchas opciones que van desde las cuerdas en los patios de vecinos o azoteas, los tendederos colgantes en el baño, los plegables para poner en interior o exterior o los extensibles de las terrazas.

Para los que utilicéis alguna de estas opciones, aquí van nuestros consejos:

  • Saca la ropa de la lavadora una vez terminado el programa de lavado.
  • Sacude bien la ropa antes de tenderla.
  • Cuelga la ropa siguiendo su forma natural para evitar que se deforme.
  • Prueba a estirar la ropa sobre una superficie plana como la cama o el sofá para que se seque sin arrugas. En el caso de prendas pesadas de lana o tejidos similares que puedan estirarse al tenderlas con el peso de la humedad, opta también por secarlas en horizontal.
  • Cuelga la ropa evitando los pliegues.
  • Tiende la ropa de color preferiblemente en las horas con menos sol y en el caso de tener que hacerlo durante esas horas hazlo siempre del revés para que no se decolore con el sol.
  • No utilices pinzas muy apretadas ya que pueden dejar marcas en la tela que luego son difíciles de sacar. En este caso os aconsejamos las de plástico, ya que las de madera sufren mayor deterioro con la humedad y el sol y pueden causar desperfectos en las prendas.
  • En el caso de las camisas y vestidos cuélgalos directamente en perchas. Si no quieres esta opción, cuélgalas boca abajo.
  • Las camisetas y los polos cuélgalos desde las axilas.
  • Cuelga las faldas por la cinturilla.
  • Tiende los pantalones boca abajo doblándolos por las rodillas y en la medida de lo posible, sin pinzas.
  • Los calcetines y las medias cuélgalos al lado de su par por la puntera.
  • Las prendas grandes como toallas, sábanas y manteles procura tenderlos lo más estirado posible para que no tarden en secarse y cojan olor a humedad. En caso de que no se pueda, hazlo por la mitad.
  • No pongas las prendas muy juntas en el tendedero para que tengan espacio para secarse.

Y, por último, retira la ropa del tendedero cuando esté seca, no la dejes mucho tiempo o también dificultará el planchado.

Esperamos con estos consejos ayudarte a reducir tu tiempo de planchado para dedicarlo a otras cosas.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?