Practicopedia

¿Sabes qué son los perros braquicéfalos?

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Miércoles 21 de agosto de 2019

2 minutos

Los bulldogs, los boxers o los carlinos son solo algunas especies de perros braquicéfalos

¿Sabes qué son los perros braquicéfalos?

Normalmente, sabemos diferenciar las distintas especies de perro fácilmente, pues cada una muestra unos rasgos y una personalidad muy marcados. Sin embargo, solo los expertos saben que hay otra forma de clasificar las razas existentes. Por ejemplo, una de ellas es la forma del cráneo que, según apuntan diversas fuentes, influye notablemente en la personalidad del animal. Dentro de este grupo destacan los perros dolicocéfalos, los mesocéfalos y los braquicéfalos.

Hoy nos centraremos en los braquicéfalos, cuyos ejemplares lucen una forma de la cara muy particular: más corta y achatada de lo habitual y con unos pliegues muy bien definidos. Entre las razas que forman parte de este conjunto destacan los Bulldogs, los Bóxer, los Shar Pei, los Carlinos, los Boston Terrier, los Pequinés o los Cavallier King Charles Spaniel.

Lamentablemente, ser un perro braquicéfalo también implica algunas desventajas, principalmente en lo que a la salud se refiere. ¿Qué aspectos debes tener en cuenta si tu perro pertenece a este género?

¿Qué son los perros braquicéfalos?

Problemas respiratorios, oculares y del corazón

En primer lugar, al tener la cara y los huesos de la nariz más cortos y estrechos, es muy habitual que los perros braquicéfalos sufran problemas respiratorios. De hecho, existe una enfermedad específica para ellos: el síndrome respiratorio del braquicéfalo, de origen genético y que implica la obstrucción de las vías respiratorias altas. Entre los síntomas que sufren estos animales destaca la dificultad para respirar, los jadeos, los ronquidos o una fatiga inusitada los días demasiado húmedos y calurosos.

Por otro lado, y muy relacionado con la afección anterior, los perros braquicéfalos corren más riesgo de desarrollar una patología cardíaca, pues se ven obligados a hacer más esfuerzo por obtener el oxígeno necesario.

Además, la forma del cráneo hace que las órbitas oculares también sean poco profundas, lo que provoca que la mayoría de razas tengan los ojos un poco saltones y padezcan sequedad ocular, dificultad visual o entropión, un problema que aparece cuando el párpado se dobla y se introduce en el interior del ojo, pudiendo causar irritación y lesiones.

Consejos si tienes un perro braquicéfalo

  • Limitar el ejercicio diario y, cuando lo hagas, evitar las horas de más calor.
  • Utilizar arnés en lugar de collar.
  • No dejarlos atados mucho tiempo.
  • Intentar que el perro no gane demasiado peso, pues empeorará su salud.
  • Dejar siempre a su disposición un cuenco de agua limpia y fresca.
  • Tu mascota debe descansar, preferiblemente, en un lugar fresco y bien ventilado.
0

No hay comentarios ¿Te animas?