Practicopedia

¿Es peligroso que mi perro beba agua del mar?

65ymás

Viernes 14 de agosto de 2020

2 minutos

Puede ser potencialmente tóxica para nuestra mascota

¿Es peligroso que mi perro beba agua del mar?

A los perros les encanta el mar; nadar, darse un chapuzón, revolcarse en la arena… Sin embargo, es importante ser consciente de que el agua del mar puede ser potencialmente tóxica para nuestra mascota. Incluso se han dado casos que han acabado con la muerte del animal. De hecho, la sal ya ni siquiera se recomienda para inducir el vómito en los canes, dado los riesgos asociados.

Por ello, si piensas pasar un día en la playa con tu perro, la Cínica Veterinaria La Zubia ofrece los siguientes consejos:

- Lleva suficiente agua, a ser posible fresca, para que pueda beber siempre que tenga sed. Recuerda que cuando los perros juegan y hacen ejercicio en la playa jadean en exceso y pierden una gran cantidad de agua, además del calor propio de los meses de verano. Si el perro no tiene una fuente de agua dulce, beberá del mar. Si esto ocurre y el perro sufre un nivel elevado de sal en el cuerpo, puede aumentarse la osmolalidad de la sangre,y más tarde, cuando el perro pueda beber agua potable, puede beber en exceso para contrarrestar este problema. Esto también puede ser peligroso por el rápido cambio de líquido.

Proporciónale la sombra que necesite, especialmente durante las horas en las que los rayos del sol son más peligrosos y hace más calor.

- Vigila que no pase demasiado tiempo en el agua jugando, ya que aunque no tenga sed, son estos los momentos en los que también tragará agua aunque sea inconscientemente.

- Procura que descanse entre juego y juego.

- Si tras abandonar la playa el perro tiene diarrea o vómitos y se muestra demasiado apagado, llévalo de inmediato al veterinario.

Perro en la playa

Síntomas de una intoxicación por beber agua del mar

El exceso de sodio en el organismo de los perros se puede apreciar por los siguientes síntomas: vómitos, diarrea, letargo, dificultad al caminar por el cansancio, inapetencia, acumulación anormal de líquido en el cuerpo, temblores, sed o micciones excesivas.

Todo ello puede llevar a lesiones en los riñones, convulsiones, coma, e incluso provocar la muerte.

Perro en el veterinario

Tratamiento

Para tratar esta intoxicación, tal y como explican desde la Clínica Veterinaria La Zubia, se deberá administrar de forma cuidadosa líquidos por vía intravenosa, control de electrolitos, el tratamiento para la deshidratación y la inflamación del cerebro, y la atención de apoyo.

Cuando se produzca cualquier intoxicación, cuanto antes inicie el tratamiento, mejor será el pronóstico. Con una intoxicación por sal, la atención veterinaria inmediata es importante. Recuerda que lo mejor para evitar esta situación es tener agua fresca en todo momento en el ejercicio del perro.

0

No hay comentarios ¿Te animas?